Beneficios de la granola a la salud

Comer granola puede ayudar a disminuir tu colesterol y evitar ciertas enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas y cáncer. Es un tipo de cereal de desayuno consistente en granos de avena completos, nueces y frutos secos. La avena comúnmente se tuesta con una pequeña cantidad de aceite y endulzante, dando al cereal una textura crujiente. Cada variación de granola tiene un valor nutricional ligeramente distinto. Algunos tienen más azúcar, grasa, calorías o proteína, dependiendo de los ingredientes.

Contiene fibra

El grano de avena completo y las nueces, dos ingredientes principales en la mayoría de las granolas, contienen fibra dietética. De tan sólo 1/3 de taza de granola, obtendrás alrededor de 4 g de fibra. Aunque tu cuerpo no puede digerirla, la fibra ayuda a regular la digestión y evitar el estreñimiento. También puede ayudar a controlar tu azúcar en sangre y promover una sensación de saciedad después de comer, permitiéndote reducir calorías con menos hambre. La fibra soluble que se encuentra en la avena es particularmente útil para disminuir los niveles de colesterol malo. La fibra soluble se añade a los ácidos biliares, los cuales contienen colesterol, en tu tracto digestivo y los remueve de tu cuerpo.

Aporta grasas benéficas

La granola es una buena fuente de grasas benéficas, las cuales provienen de las nueces, semillas y aceites que contiene. Una porción de granola te da alrededor de 4 g de ácidos grasos monoinsaturados y alrededor de 4 g de ácidos grasos poliinsaturados. Estas dos formas de grasa ayudan a reducir el colesterol y la presión sanguínea, así como a reducir la inflamación. Entre otras cosas, estos efectos pueden ayudar a prevenir o manejar las enfermedades cardíacas, diabetes y condiciones inflamatorias. Los ácidos grasos Omega-3, un tipo de ácido graso poliinsaturado, en la granola son esenciales para la apropiada función cerebral.

Aporta vitaminas

Los alimentos de granos enteros, como la granola, generalmente contienen más vitaminas y minerales por porción que los cereales refinados. La vitamina E, tiamina y folato se encuentran en cantidades significativas en la granola. Los aceites, nueces y semillas en la granola aportan vitamina E, la cual actúa como antioxidante en tu cuerpo para protegerlo de los dañinos compuestos de radicales libres. También juega un papel en la salud de tu corazón, piel y sistema nervioso. La tiamina y el folato son vitaminas B que ayudan en el metabolismo de energía, función nerviosa, crecimiento celular y prevención de ciertos defectos de nacimiento del tubo neural.

Una buena fuente de minerales

La granola contiene casi todos los minerales esenciales para tu salud. Magnesio, fósforo, zinc, cobre, manganeso y selenio están presentes en el más alto porcentaje de tus necesidades diarias. El magnesio juega un papel en más de 300 reacciones enzimáticas en tu cuerpo, incluyendo producción de energía, uso de calcio y mantenimiento de huesos sanos. El fósforo ayuda en el balance ácido-básico en tu cuerpo y la producción de algunas proteínas. El selenio, zinc, cobre y manganeso, aunque se necesitan sólo en pequeñas cantidades, son esenciales para la formación de tejidos conectivos, glóbulos rojos y huesos. También ayudan a mantener saludables los sistemas inmunológico, nervioso y cardiovascular; ayudan a regular la tiroides y contribuyen a la curación adecuada.

Más galerías de fotos



Escrito por erica kannall | Traducido por lou merino