Beneficios físicos para los niños al acampar

Acampar con los niños es una lección de paciencia y preparación, pero también puede ser muy agradable y educativo. Además de dormir bajo las estrellas, examinar la flora y la fauna, y el consumo de alimentos asados ​​al fuego, tu hijo también puede beneficiarse del entrenamiento del campamento. Conseguir un montón de actividad física ayuda a tu hijo a mantener un peso saludable y puede evitar ciertos problemas de salud también.

Aumenta la fuerza

La actividad física ayuda a tu hijo a construir huesos y fuerza muscular. Las actividades de campamento que requieren que tu hijo use su fuerza son efectivas para dar a sus músculos y huesos un buen entrenamiento. Transportar rocas a la orilla de un arroyo y luego tirarlas al agua es una actividad de camping clásica de la que la mayoría de los niños no se cansan. También aumenta la fuerza superior del cuerpo. Tomar una caminata por el bosque es una manera ideal para que los niños construyan fuerza en sus piernas y su corazón.

Quema calorías y mejora la salud

Acampar quema calorías, lo que ayudará a tu hijo a mantener un peso saludable. Uno de cada tres niños tiene sobrepeso u obesidad, de acuerdo con el sitio web "Kids Health", acampar también es una manera de animar a tu hijo a estar activo. A medida que tu hijo excava en la tierra, camina por el bosque, tira piedras en el agua, recoge piezas de la naturaleza y corre libremente a través de los espacios abiertos, está quemando calorías. Cuando tu hijo haga mucho ejercicio, es más fácil mantener un peso saludable, lo que puede reducir su riesgo de por vida de enfermedades cardíacas, accidentes cerebro vasculares y diabetes. De hecho, los niños sedentarios pierden de tres a cinco años de su esperanza de vida, según el sitio web de "National Wildlife Federation".

Aire fresco y luz del sol

El aire fresco y el sol tienen una gran cantidad de beneficios físicos para tu hijo, acampar es una forma divertida de conseguir que salga. Los niños que pasan tiempo al aire libre son menos propensos a tener deficiencia de vitamina D, un nutriente que ayuda en la absorción del calcio. Cuando el niño está expuesto a un montón de aire fresco, también es menos propenso a desarrollar miopía, según el sitio web de "National Wildlife Federation". Además de estos beneficios físicos, la exposición al aire libre y al sol puede mejorar la salud mental, reducir el estrés y estimular el desarrollo emocional normal, el sitio de la "National Wildlife Federation" también lo indica.

Beneficios adicionales

Los niños que pasan tiempo al aire libre y que interactúan con la naturaleza, a menudo tienen mayor capacidad de atención que los niños que miran la televisión y las pantallas de computadora durante varias horas al día. Pasar tiempo al aire libre, por ejemplo cuando el niño está acampando, también alienta el juego libre más creativo. Cuando tu hijo pasa tiempo para acampar, también puede reducir su riesgo de cáncer y reducir los problemas de comportamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por francisco langner