Beneficios de las exfoliaciones con ácido glicólico

Las exfoliaciones con ácido glicólico se recomiendan para achicar los poros y mejorar el aspecto general de la piel del rostro y el cuello. Preparado con un derivado de la caña de azúcar, las exfoliaciones con ácido glicólico son de grado medio, lo que significa que actúan sobre la epidermis de la piel en lugar de penetrar en las capas más profundas. Las exfoliaciones son administradas por un dermatólogo o esteticista, o se pueden realizar en casa con productos de venta libre. Si se usan correctamente, los resultados positivos pueden durar varios meses.

Achican los poros

Las exfoliaciones con ácido glicólico ayudan a encoger la apariencia de los poros. Los poros parecen más grades cuando están obstruidos con suciedad y bacteria, lo que resulta en puntos negros. Durante una exfoliación con ácido glicólico, los químicos se filtran en la epidermis y eliminan las células de piel muerta de la superficie. La suciedad y las bacterias que obstruyen los poros se aflojan, lo que reduce el tamaño de los poros.

Mejoran el acné

Los exfoliaciones con ácido glicólico a menudo se usan para tratar el acné y sus cicatrices. Mediante la administración de una dosis de ácido glicólico más fuerte de la que contienen la mayoría de los tratamientos para el acné de venta libre, la exfoliación aborda las áreas problemáticas y eliminas las capas de suciedad, bacteria y piel muerta que causan los brotes de acné en el rostro y el cuello. El resultado es un cutis más brillante y parejo.

Combaten los daños por el sol

La exposición prolongada al sol puede causar decoloración y manchas oscuras en la superficie de la piel. Las exfoliaciones con ácido glicólico dejan al descubierto una capa nueva de piel y reducen la apariencia de las manchas provocadas por el sol. El ácido glicólico estimula la regeneración de células cutáneas y este crecimiento rápido resulta en un cutis más luminoso y parejo.

Combaten el envejecimiento

Muchas personas se someten a exfoliaciones con ácido glicólico para reducir las arrugas y otros síntomas del envejecimiento. El ácido glicólico funciona al fortalecer las capas profundas de la piel, lo que ayuda a minimizar las líneas finas y brinda a tu rostro una apariencia más fresca y juvenil. Para mantener estos efectos, puede ser necesario repetir la exfoliación con ácido glicólico cada tres o cuatro meses.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh shan | Traducido por valeria d'ambrosio