Beneficios de la espirulina en polvo

La espirulina es una forma de alga azul-verdosa que es conocida por su perfil nutricional completo. Es rica en vitaminas y minerales, antioxidantes y proteínas. Una revisión publicada en "Current Pharmaceutical Biotechnology" en el año 2008 llamó a la espirulina "la fuente más rica y más completa de nutrición en la naturaleza". La epirulina puede ser eficaz en la reducción del colesterol, la prevención contra enfermedades cardiovasculares, la estimulación del sistema inmune y en el tratamiento de los síntomas de las alergias.

¿Qué es la espirulina?

La Universidad de Maryland Medical Center señala que la espirulina se compone del 62 por ciento de proteínas en peso, e incluye vitaminas del complejo B, vitamina C, hierro, cobre, selenio, beta-caroteno y ácido gamma-linoléico. La UMMC señala también que es importante comprar la espirulina sólo de fabricantes de confianza, ya que puede estar contaminada con metales pesados ​​y sustancias tóxicas conocidas como microcistinas. Este compuesto se puede comprar en forma de pastillas y en polvo, sin embargo, la ventaja de utilizar la versión en polvo es que consumirás una mayor porción.

Protege tu corazón

Una revisión publicada en el "Journal of Medicinal Food" en el año 2009 señala que la espirulina puede reducir la presión arterial y las concentraciones de lípidos, especialmente los triglicéridos y el LDL. Estos efectos de reducción de la presión y del colesterol en la sangre hacen que la espirulina sea útil para ayudar a prevenir la enfermedad cardiovascular. Un estudio publicado en el "Journal of Nutritional Science and Vitaminology" en el año 2010 también encontró que la espirulina es eficaz en la prevención de la aterosclerosis y la reducción de los factores de riesgo para enfermedades cardíacas en animales.

Ayuda a tu sistema inmune

El UMMC indica que la espirulina puede ser eficaz en producir anticuerpos y proteínas que combaten las infecciones y mejoran la función inmune. Estos beneficios pueden traducirse en la protección contra enfermedades comunes, así como para la protección contra las enfermedades crónicas, como el cáncer. La epirulina también puede ser útil en la promoción del crecimiento de las bacterias buenas, o de probióticos, que también pueden ser clave en contribuir con la función inmune, de acuerdo con Harvard Medical School. Un estudio publicado en el año 2011 en "Cellular & Molecular Immunology", encontró que después de 6 y 12 semanas de la administración de suplementos de espirulina, las personas de tercera edad tuvieron un aumento en el conteo de glóbulos blancos en sangre. El estudio llegó a la conclusión de que la espirulina puede reducir el deterioro progresivo del sistema inmunológico, provocado por el envejecimiento natural.

Puede ayudar con las alergias

La espirulina podría ser eficaz en terminar con las reacciones alérgicas deteniendo la producción de histaminas, que son sustancias que contribuyen con las alergias, de acuerdo con el UMMC. La revisión del año 2008 en "Current Pharmaceutical Biotechnology", señala que, además de sus propiedades antioxidantes, antibacterianas, antivirales, anticancerígenas y actividades anti-inflamatorias, la espirulina también posee propiedades anti-alérgicas. Un estudio publicado en el año 2008 en "European Archives of Oto-rhino-laryngology" confirma esto, encontrando que el consumo de espirulina fue capaz de mejorar significativamente los estornudos, la picazón, la congestión y secreción nasal en pacientes con rinitis alérgica, que es la inflamación de la membrana mucosa dentro de la nariz.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por priscila caminer