Los beneficios de la elíptica

Las entrenadoras elípticas, más conocidas simplemente como elípticas, no son perfectas; algunas tienen longitudes de pasos limitados, lo que significa que sólo se ajustan a una parte de la población. La mayoría de las elípticas de gimnasio, sin embargo, se adaptan a una amplia gama de tipos de cuerpo y ofrecen una serie de beneficios igualmente amplia. Los entrenadores elípticos ofrecen un bajo impacto, ejercicios de todo el cuerpo que quema calorías al ritmo de 800 por hora, dependiendo de tu peso corporal.

Ejercicio de bajo impacto

Debido a que tus pies nunca salen de los pedales de la elíptica, no tienes que preocuparte por el repetido golpeteo en las articulaciones cuando utilizas la máquina. Incluso caminar ofrece un cierto grado de impacto, aunque mucho menor, que se puede evitar mediante el uso de una elíptica. Sin embargo, las elípticas ofrecen todas las ventajas de una sesión de ejercicios con soporte del peso, lo que ayuda a aumentar la densidad ósea en las piernas, caderas y columna vertebral.

Trabaja los brazos

Algunas elípticas tienen manubrios móviles. Empuja y tira de los manubrios mientras pedaleas para un ejercicio completo. El movimiento hacia adelante y hacia atrás va enfocado al pecho, espalda, hombros y brazos, mientras que los pedales trabajan todos los músculos en la parte inferior del cuerpo.

Oye, flaquita!

Si estás tratando de perder peso, hacer ejercicios vigorosos en una elíptica puede quemar hasta 800 calorías por hora, dependiendo de tu peso corporal. Puedes alcanzar ese número haciendo intervalos, aumentando la resistencia o mediante el uso de los mangos superiores. En general, los entrenadores elípticos ofrecen la posibilidad de un entrenamiento de alta intensidad sin los riesgos de lesiones que ocasiona un ejercicio de mayor impacto.

Más galerías de fotos



Escrito por marie mulrooney | Traducido por mariana perez