Beneficios de ejercitarse en una máquina de esquí

Edward Pauls, un esquiador nórdico de Minnesota, creó la primera máquina de esquí en 1975. Aunque Paul comercializó su máquina en el esquí nórdico, lo hizo en el momento indicado. Kenneth Cooper y Jane Fonda dirigían las rutinas de los ejercicios aeróbicos y los estadounidenses las seguían. Algunos se convirtieron en corredores, mientras que otros se unieron a las clases de baile aeróbico. Cualquier persona viviendo en un clima no apto para el ejercicio al aire libre y cualquiera que no le gustara la música de Donna Summer necesitaba una alternativa. La máquina de esquí brindó esa opción. Cuando la idea tuvo éxito, los fabricantes de equipos de ejercicios desarrollaron una máquina de esquí que simulaba los movimientos del esquí nórdico y alpino.

Ejercicio aeróbico

Los grandes y largos movimientos rítmicos que caracterizan los entrenamientos en una máquina de esquí de fondo proporcionan un ejercicio aeróbico eficiente y efectivo. Un entrenamiento de esquí de fondo quema calorías, controla el peso, fortalece el corazón y disminuye la presión arterial. Una persona de 140-lb quema potencialmente 306 calorías trabajando 30 minutos en la máquina de esquí.

Ejercicios con peso

Los ejercicios de levantamiento de peso hacen que tus huesos trabajen en contra de la fuerza de gravedad para soportar el peso del cuerpo. La máquina de esquí de fondo proporciona ejercicio de soporte de peso el cual es importante para mantener la densidad ósea y prevenir la osteoporosis.

Ejercicio para el superior e inferior del cuerpo

Las máquinas de esquí requieren movimientos simultáneos de brazos y piernas. Esto puede aumentar el gasto calórico mientras tonifica las piernas, los glúteos y los músculos del tren superior. Si dispones de muy poco tiempo, utilizar la máquina de esquí proporciona entrenamiento anaeróbico y tonificación muscular en una sesión.

Ejercicio de bajo impacto

Pocos métodos de ejercicios aeróbicos suministran actividad aeróbica con soporte de peso manteniendo un bajo impacto. La máquina de esquí es una de las excepciones. Los pies permanecen en contacto con los pedales durante todo el entrenamiento, haciendo de este un entrenamiento adecuado para las personas cuyas limitaciones musculares, articulares oseas les impiden realizar ejercicios de alto impacto.

Coordinación

La queja más común sobre las máquinas de esquí es, irónicamente, una de sus principales ventajas. Las máquinas requieren de un movimiento coordinado entre los brazos y las piernas. Algunas personas encuentran esto difícil al principio, pero una vez que se domina la técnica, la coordinación general puede mejorar.

Entrenamiento deportivo específico

Los entrenadores y expertos en acondicionamiento del deporte a menudo adhieren a la teoría de los patrones dinámicos de aprendizaje motor, una teoría que describe la forma en que aprendemos los patrones de movimiento. Los que adoptan esta filosofía creen que el cerebro es más eficiente en el aprendizaje y la memorización de los patrones de movimiento que un músculo en específico. Si eres un esquiador nórdico o alpino apasionado, las máquinas de esquí de fondo o alpino proporcionan el entrenamiento en tierra específico para este deporte.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa mercer | Traducido por pattricia patino