Beneficios de los ejercicios de espalda

La cantidad de torsión, estiramiento, flexión y rotación que haces todos los días hace que sea un reto hacer que tu espalda se sienta saludable y feliz. Incluso sentado puedes forzar tu espalda. Debido a la alta tensión puesta sobre ella y los altos costos que vienen con el dolor y las lesiones, debes incorporar algunos ejercicios para espalda en tu rutina diaria de ejercicios. Mantener la espalda funcional en general puede mejorar tu calidad de vida y hacer que sea más fácil seguir haciendo ejercicio y funcionar mejor.

Crear resistencia

Los beneficios de ejercitar la espalda son una mayor fuerza en estos músculos. Tienes varios grupos de músculos de la espalda: dorsales, trapecios, los músculos centrales erectores a lo largo de la columna vertebral y muchos más. Se pueden utilizar estos músculos en muchas actividades diarias. El Centro Médico de la Universidad de Maryland explica que los ejercicios de espalda fortaleciendo construyen la fuerza necesaria para soportar y mantener la columna en posición correcta. Los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) recomiendan sobre el dolor de espalda incluir ejercicios como puentes de espalda, abdominales y sentadillas con la espalda apoyada contra una pared.

Incrementar la flexibilidad

Los ejercicios de la espalda también pueden beneficiarte al aumentar tu flexibilidad. NIH señala que los ejercicios de estiramiento, aumentan tanto tu rango de movimiento al tiempo que mejoran tu resistencia muscular. Mantener la espalda lo suficientemente flexible como para ejecutar tus actividades diarias sin tensionar tus músculos hace que sea más fácil mantener un nivel de actividad saludable. Una gama completa de movimiento también te permite trabajar sin restringir tus opciones de ejercicios debido a que tu espalda está demasiado apretada para realizar los movimientos necesarios.

Relaja la espalda y reduce el dolor

Un estudio realizado en 2009 por la Sociedad de la Columna Estadounidense y publicado en "The Spine Journal" encontraron que el ejercicio era el único método probado para prevenir el dolor de espalda. NIH también aconseja a la gente que la mejor manera de prevenir el dolor de espalda es mediante el ejercicio regular. Como mínimo, NIH recomienda ejercitar tu espalda con una combinación de ejercicios de estiramiento y flexibilidad durante 15 minutos, tres días a la semana.

Más galerías de fotos



Escrito por aaron matthew | Traducido por gabriela nungaray