Beneficios y efectos secundarios de los pepinos

Los pepinos (cucumbers) fueron introducidos por primera vez a América del Norte por Cristóbal Colón, y hoy en día son un alimento básico en la dieta de muchos estadounidenses. Su alto contenido de agua y bajo contenido calórico (el peso de los pepinos es más del 95% de agua y contienen solamente 16 calorías por taza) los convierte en una adición inteligente en una dieta de control de calorías, además de ofrecer beneficios a la salud debido a su contenido de nutrientes. Sin embargo el consumo de pepinos viene con el riesgo de contraer el síndrome de alergia oral, por lo que pueden causar efectos secundarios en algunas personas.

Vitamina K

Los pepinos ofrecen beneficios para la salud al aumentar significativamente tu consumo de vitamina K. Tu cuerpo usa la vitamina K para activar los factores de coagulación, una familia de proteínas esenciales para la formación de coágulos de sangre. La capacidad de ayudarte a formar coágulos de sangre es benéfica para tu salud debido a que previene el sangrado excesivo después de sufrir daños en los tejidos, y obtener suficiente vitamina K previene el sangrado espontáneo, incluyendo el sangrado de la nariz o de las encías. Obtener suficiente vitamina K en tu dieta también permite la activación de las proteínas esenciales para la salud ósea, lo que mantiene a tu esqueleto fuerte. Una porción de 1 taza de pepino en rodajas con su cáscara ofrece aproximadamente 17 microgramos de vitamina K. Esto representa el 14 y el 19% de los consumos diarios recomendados para los hombres y las mujeres, respectivamente.

Otros beneficios

El pepino también ofrece otros beneficios a la salud. Un análisis publicado en "Fitoterapia" en el año 2013 indica que el pepino contiene antioxidantes, que son químicos que tu cuerpo usa para prevenir el daño celular, y también tiene un efecto refrescante en tu cuerpo, lo que convierte al pepino en una gran adición a tu dieta durante los meses de verano. Sus semillas pueden combatir el estreñimiento, indica el estudio. Los pepinos también sirven como fuente de varios fitonutrientes, incluyendo las cucumerinas y las cucurbitacinas, pero los beneficios a la salud asociados con estos compuestos químicos requieren una mayor investigación.

El pepino y el síndrome de alergia oral

Comer pepino puede ocasionar efectos desagradables, causando el síndrome de alergia oral en algunas personas. Este síndrome ocurre cuando tu sistema confunde un alimento que comes con un alérgeno y desencadena una respuesta alérgica, que puede incluir la hinchazón de tus labios y lengua además de la irritación de tus ojos o del tejido de tus encías. El pepino puede desencadenar síntomas de alergia si sufres alergias a la ambrosía, explica el Children's Hospital of Philadelphia. Este hospital explica que la cocción a menudo reduce la posibilidad de presentar efectos secundarios debido a que el proceso de cocción modifica las proteínas del pepino lo suficiente para prevenir una reacción alérgica.

Consume más pepino

Ya sea que los disfrutes cocidos o crudos, los pepinos añaden valor nutricional a tu dieta. Combina rebanadas de pepino crudo con tomate picado, albahaca (basil) fresca y una vinagreta balsámica para obtener una ensalada fácil de preparar y llena de nutrientes, o sumerge rebanadas crudas de pepino en guacamole casero para obtener un aperitivo saludable y saciante. Si tu respuesta al pepino crudo es mala, añade "frituras" de pepino horneado a tu dieta. Simplemente corta pepino crudo en palitos, cubre cada palito con pan usando migas de grano entero y luego hornéalos hasta que estén dorados. De forma alternativa puedes cubrir ligeramente un pepino picado con una mezcla de aceite de oliva y tus hierbas favoritas y luego hornearlo hasta que tenga una consistencia suave.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por juliana star