Beneficios y efectos secundarios de la jalea real

La jalea real, una secreción de las abejas obreras, es la misma sustancia de la que se alimentan todas las larvas de una colonia y, cuando una colonia, necesita una nueva abeja reina, un pequeño grupo de larvas son alimentadas con grandes cantidades de esta sustancia ya que, este cambio en su alimentación, las desarrollará finalmente en abejas reinas. Las últimas investigaciones han revelado un gran número de beneficios para la salud de esta sustancia. Igualmente, siempre consulta con un profesional calificado antes de suplementarte con jalea real.

Efectos estrogénicos

Se ha descubierto que la jalea real tiene efectos similares al estrógeno en un estudio publicado en diciembre de 2010 bajo el nombre de "PLoS One". Conducido por la Universidad de Atenas, Grecia, el estudio miró principalmente a los tres componentes de ácidos grasos diferentes de la jalea real por sus efectos sobre los receptores positivos de cáncer de mama y de las células del cuello uterino, y se encontró que, en determinadas condiciones, la jalea real inhibe a las células cancerosas. Los resultados indican un uso potencial de esta sustancia en la prevención y en el tratamiento de ciertas formas de cáncer.

Protección contra el cáncer

La jalea real combate el cáncer al inhibir el suministro de sangre a los tumores, según un estudio realizado en la Universidad Farmacéutica de Gifu, Japón y que fue publicado en el 2009 en "BMC Complementary and Alternative Medicine". En el estudio, varios tipos de jalea real se probaron en cultivos de tejidos de vena umbilical y se encontró que todos tenían efectos supresores significativos sobre la formación de los vasos sanguíneos, con un extracto conocido como ácido cafeico, una molécula natural que se encuentra en las plantas que tiene propiedades anti-inflamatorias y de modulación-inmune que muestra el nivel más alto de inhibición.

Protección de los riñones

Los riñones están protegidos de los efectos nocivos de los medicamentos de quimioterapia de cáncer con el uso de la jalea real, según un estudio realizado en la Universidad de Erciyes, Kayseri, Turquía. En este estudio, a unas ratas de laboratorio se les dio la jalea real junto con el medicamento de quimioterapia cisplatino y se observaron mejoras en algunos marcadores de estrés oxidativo. Asimismo, los cambios inducidos por el cisplatino fueron parcialmente revertidos por la jalea real. El informe fue publicado en la edición de febrero de 2011 de "World Journal of Urology". Si bien los resultados de estudios en animales no siempre reflejan con precisión cómo funciona algo en el cuerpo humano, si podría indicar que la jalea real podría ofrecer beneficios para la salud.

Azúcar en sangre y presión sanguínea

La resistencia a la insulina y la presión arterial alta podrían mejorar con jalea real, de acuerdo con un estudio hecho en animales realizado en la Universidad de Okayama, Japón. En este estudio, a las ratas con resistencia a la insulina y con presión arterial alta (como resultado de una dieta alta en fructosa) se ​​les dio jalea real. Luego, los animales mostraron una disminución en la construcción de vasos sanguíneos, lo que lleva a disminuir la presión arterial sistólica y la disminución de los niveles de insulina y de triglicéridos. Los investigadores concluyeron que la jalea real puede ser un alimento funcional útil para la prevención de la hipertensión arterial y para la resistencia a la insulina. El informe fue publicado en la edición de noviembre 2008 de "Biological and Pharmaceutical Bulletin".

Advertencias

Ten muy presente que la alergia a la jalea real puede ser grave, y en algunos casos ha dado lugar a incidentes reportados de dermatitis de contacto, asma aguda, anafilaxis (una reacción alérgica potencialmente mortal) y la muerte, según un estudio realizado en el Instituto de Investigación Médica de Kuala Lumpur, Malasia. Los investigadores del informe, publicado en diciembre de 2008 en el periódico "Tropical Biomedicine", indicaron que existe una alta prevalencia de la alergia a la jalea real en algunas poblaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por tracey roizman, d.c. | Traducido por stefanía saravia