Beneficios digestivos que proporcionan las manzanas

Las manzanas son un alimento saludable por más de una razón; proporcionan vitaminas A, C, ácido fólico, minerales, potasio y fósforo. Además, las manzanas proporcionan beneficios digestivos, disminuyen el riesgo de estreñimiento y mejoran la saciedad, especialmente si las consumes crudas y con la piel.

Fibra insoluble

La manzana contiene fibra insoluble, puedes consumir más de esta cuando comes las manzanas con piel. Este tipo de fibra produce volumen en el tracto intestinal. La fibra insoluble ayuda a retener agua, a suavizar las heces y a que el alimento se mueva rápidamente a través del sistema digestivo. También ayuda a reducir el riesgo de enfermedad diverticular, en la que se desarrollan pequeñas bolsas por toda la pared del intestino. Esta enfermedad causa dolor abdominal, cambios en los hábitos intestinales, calambres, vómito y nausea, y produce complicaciones como infecciones, sangrado, pequeñas rasgaduras y obstrucción del colon.

Fibra soluble

Las manzanas también contienen una fibra soluble llamada pectina. Este tipo de fibra se disuelve con el agua y forma una sustancia parecida al gel, que reduce el proceso de la digestión. Esto ayuda a prevenir la acumulación de colesterol y disminuye los niveles de glucosa en la sangre. De acuerdo con Discovering Nutrition”, de Paul Insel, et al., al parecer, la fibra soluble reduce la absorción de glucosa durante la digestión, por lo que reduce potencialmente el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Potencial prebiótico

De acuerdo con "Nondigestible Carbohydrates and Digestive Health" de Teresa M. Paeschke y William R. Aimutis, la pectina que contienen las manzanas también puede tener beneficios prebióticos. Los prebióticos son nutrientes no digeribles utilizados para la energía y buenos para las bacterias que viven en los intestinos, llamadas probióticos. Los prebióticos ofrecen muchos beneficios potenciales para la salud, incluyendo contribuir en la digestión y ayudar a que los probióticos ejerzan su influencia saludable. De acuerdo con la dietista Katherine Zeratsky, éstos mejoran la colitis, reducen los síntomas de colon irritable, mejoran la gastroenteritis, ayudan a la absorción de calcio y mejoran ciertos tipos de diarrea.

Saciedad

Los dos tipos de fibra que contienen las manzanas contribuyen a la saciedad. Los alimentos ricos en fibra, como las manzanas, duran más tiempo en tu estómago. Dado que los alimentos ricos en fibra retienen agua y añaden volumen, también mejoran la saciedad. Una manzana grande tiene 5 g. de fibra. The Dietary Guidelines for Americans recomienda consumir 14 g de fibra por cada 1,000 calorías. En promedio, esto significa que necesitas consumir 25 g. de fibra alimentaria si eres mujer y 38 g. si eres hombre.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por yarzeth ayala