Beneficios del Yin Yoga

Estira y fortalece tus articulaciones, así como tus músculos.

Estira y fortalece tus articulaciones, así como tus músculos.

Las prácticas del yoga yin y yang se complementan entre sí con sus naturalezas opuestas. El yin yoga te pone en condiciones, permitiéndote estirar y fortalecer, así como lograr la completa relajación propicia para la meditación eficaz que el yang yoga por sí solo no puede ayudarte a alcanzar. Los beneficios del yin yoga son ricos para la mente y el cuerpo.

Estiramiento del tejido conjuntivo

Las poses asociadas con el yin yoga estiran y fortalecen principalmente las articulaciones y el tejido conjuntivo que las rodea, a diferencia de los músculos que son trabajados principalmente en el yang yoga. El tejido conjuntivo puede encontrarse por todo el cuerpo, pero se concentra principalmente en las articulaciones. El yin yoga apoya el estiramiento y la relajación de las caderas, las rodillas y la columna vertebral, que no son áreas que la mayoría de gente tiene en cuenta para trabajar. Hacerlo, sin embargo, promueve una mejor circulación, así como flexibilidad en áreas del cuerpo que, de lo contrario, serían inflexibles. Estiramientos largos y suaves son mantenidos durante al menos tres minutos y, a menudo, por más tiempo.

Beneficios a nivel energético

El prana, o fuerza vital, que reside en los tejidos de todo el cuerpo, a menudo se estanca. Es como si las articulaciones y los tejidos actuaran como una presa para el flujo natural de la energía interna. Las poses del yin yoga, que actúan de manera similar a la acupuntura china, instan a la liberación de este bloqueo. Los canales de energía conocidos como nadis tienen el control sobre cosas, como el bienestar emocional y el sistema inmunológico. El fortalecimiento de estos canales es una de las motivaciones detrás de muchas de las poses del yin yoga.

Equilibrio mental a través de la meditación

La meditación es una manera de estar en armonía con uno mismo. Practicarla es un acto liberador y es muy probable que desarrolles una mayor sensación de comodidad y control dentro de ti mismo. Calmar la mente y el cuerpo, y quedarte tranquilo con el propósito de conocer tus progresos internos, son características tanto del yin yoga como de la meditación. Meditar después de la práctica del yin yoga es útil, ya que te has preparado mentalmente a través de este último. El yin yoga también permite la preparación física para la meditación. Funciona para mejorar el flujo de energía interior y físicamente el abre el área de la cadera, permitiendo un posicionamiento adecuado para la meditación.

Beneficios adicionales sobre fuentes externas

El equilibrio interno y la armonía afectan a cómo uno reacciona ante fuerzas externas. Con la claridad obtenida a través de las prácticas del yin yoga y la meditación, los factores de estrés externos no logran perturbar tus estados mentales y físicos. El entrenamiento físico y mental mediante el mantenimiento de posiciones incómodas durante largos períodos de tiempo, se traduce en resistencia en otros aspectos de la vida diaria. Como dijo la instructores de yin yoga, Sarah Powers, " Te entrena para sentirte más cómodo con lo incómodo, en lugar de sentirte alarmado". Tendrás la disciplina para soportar mejor tanto el malestar físico como mental.

Más galerías de fotos



Escrito por lyra radford | Traducido por maría echenique