Beneficios del té de raíz de malvavisco

El malvavisco es una hierba perenne aromática que puede crecer hasta alcanzar los 4 pies de altura. Abunda en el noreste de América del Norte, así como en Asia y Europa Occidental, casi siempre en los suelos húmedos. La raíz de la planta de malvavisco se ha utilizado como hierba medicinal desde hace unos 2.000 años por distintas civilizaciones, incluyendo a los sirios, los chinos y los egipcios. Todavía se utiliza en la medicina popular para calmar la irritación y aliviar la inflamación del tracto gastrointestinal y respiratorio.

Calmante

La raíz de malvavisco contiene mucílago, una sustancia gelatinosa que se vuelve resbaladiza cuando está mojada. De acuerdo con el University of Maryland Medical Center, el mucílago recubre tanto el tracto respiratorio como el digestivo, ayudando a calmar la irritación y las úlceras que puedan estar presentes. Esta planta alivia el dolor de garganta y se ha utilizado tradicionalmente para tratar el catarro y la bronquitis. También se puede aplicar tópicamente para reducir la irritación en la piel causada por erupciones, infecciones o reacciones alérgicas como la urticaria. Para obtener un té fuerte de raíz de malvavisco, prepara una decocción añadiendo un cuarto de taza de raíz seca picada a una olla mediana con agua hirviendo. Cocina a fuego lento durante un mínimo de 10 minutos y, a continuación, elimina la raíz. Bebe el té a lo largo del día. Para aplicaciones externas, empapa un trapo de algodón en el líquido para tener una compresa que se pueda aplicar por vía tópica a las áreas afectadas de la piel que lo necesitan.

Laxante

El mucílago en la raíz de malvavisco puede promover nuevos movimientos intestinales y aflojar las heces. Esta propiedad laxante suave se utiliza en la medicina popular para tratar el dolor asociado con el estreñimiento, así como el malestar que acompaña a la diverticulitis y el síndrome del intestino irritable. Para aprovechar los efectos laxantes de la raíz de malvavisco, bebe una decocción fuerte seguida de dos o tres vasos de agua que ayuden al té a pasar a través del tracto digestivo rápidamente. También puedes utilizar el té de malvavisco para aplicar un enema si el problema persiste. La raíz de malvavisco es una hierba segura y se puede utilizar durante largos períodos sin sufrir ningún efecto secundario perjudicial.

Antiinflamatorio

El herbolario David Hoffmann escribe en su libro "The new holistic herbal" ("La nueva holística herbal"),que la raíz de malvavisco funciona como un agente antiinflamatorio tanto para dolencias externas como internas. Internamente, combate la inflamación del tracto gastrointestinal y los trastornos tales como la inflamación de la boca, la gastritis y colitis. Para uso externo, es indicada para tratar forúnculos, quemaduras y úlceras, así como venas varicosas. Prepara un té de raíz de malvavisco añadiendo 2 cucharaditas de raíz seca en una taza de agua hirviendo y deja reposar durante cinco minutos. Bebe lentamente tan a menudo como sea necesario para lograr los resultados deseados.

Más galerías de fotos



Escrito por ana cassis | Traducido por pei pei