Beneficios del paté para la salud

Hecho de una mezcla de hígado, grasa y condimentos, el paté funciona bien como aperitivo o entremés para una cena de fiesta, que se sirve con galletas y crudités. Debido a que tiene un tamaño relativamente pequeño de porción pero un alto conteo calórico, 90 calorías por onza, es fácil comerlo en exceso, por lo que controla el tamaño de las porciones al comer un bocadillo. Agregarlo a tu dieta aumenta tu ingesta de micronutrientes, que ofrecen algunos beneficios para la salud, y también aumenta tu consumo de grasa y colesterol. Consume paté con moderación como un gusto, pero no hagas que sea una parte diaria de tu dieta.

Hierro y cobre

El paté ofrece algunos beneficios para la salud, como resultado de su contenido de cobre y hierro. El cobre de la dieta activa una familia de enzimas, llamadas cuproenzimas, que son esenciales para una buena salud. Algunas ayudan a tus neuronas a comunicarse efectivamente mientras otras ayudan a hacer proteínas requeridas para un tejido fuerte. Una porción de 1 onza de paté contiene 113 microgramos de cobre, o 13 por ciento de la ingesta diaria recomendada. El hierro también constituye un componente de las enzimas, incluyendo enzimas requeridas para producir energía. El hierro también activa un par de proteínas, llamadas hemoglobina y mioglobina, que ayudan a tu cuerpo a transportar y almacenar oxígeno. Una porción de paté cuenta con 1.5 miligramos de hierro, 8 por ciento y 19 por ciento, respectivamente, de las ingestas diarias de hierro fijadas para las mujeres y los hombres.

Selenio y riboflavina

Consume bocadillos de paté y vas a ingerir más selenio, así como riboflavina, también llamada vitamina B-2. La riboflavina juega un papel clave en la función metabólica, y se requiere para transformar los nutrientes en energía. El selenio activa las proteínas que regulan la función inmune, contribuyen al desarrollo del esperma y apoyan la función de la tiroides. Un porción de paté ofrece 0.17 miligramos de riboflavina, que es del 13 por ciento de la ingesta diaria recomendada para los hombres y 15 por ciento para las mujeres, así como 11.8 microgramos de selenio, o 21 por ciento de tu requerimiento diario.

Vitaminas A y B12

Comer paté también beneficia tu salud mediante el aumento de tu consumo de vitamina A, así como de vitamina B-12. La vitamina A contribuye a la salud de tu sistema inmunológico al guiar el crecimiento de nuevas células blancas de la sangre, así como el control de la función de células blancas de la sangre madura. La vitamina B-12 es esencial para el desarrollo de nuevas células rojas de la sangre, y apoya la salud del sistema nervioso, una deficiencia de vitamina B-12 puede causar daño nervioso irreparable. Una porción de 1 onza de paté ofrece 936 unidades internacionales de vitamina A, que contribuye con el 40 por ciento hacia la ingesta diaria recomendada para las mujeres y 31 por ciento para los hombres. Cada porción también contiene 0.91 microgramos de vitamina B-12, que es el 38 por ciento de la ingesta diaria recomendada.

Desventajas nutricionales

Aunque el paté aumenta tu ingesta de minerales y vitaminas debes consumirlo con moderación debido a su alto contenido de grasas y moderadamente alto de colesterol. Cada onza de paté contiene 8 gramos de grasa total, que incluye 2.7 gramos de ácidos grasos saturados. En una dieta de 2000 calorías, esto representa el 12 por ciento de tu límite de grasa saturada al día, o 17 por ciento si sufres de colesterol alto o enfermedades del corazón. Las grasas saturadas tienen un efecto significativo en el nivel de colesterol en la sangre, lo que afecta negativamente tus niveles de colesterol y contribuye a la enfermedad cardiovascular. Una onza de paté también contiene 72 miligramos de colesterol, lo cual es una cantidad considerable hacia el conjunto máximo de 300 miligramos para el público en general, o el límite de 200 miligramos para las personas con enfermedad cardíaca o colesterol alto. Aunque no es tan perjudicial como la grasa saturada, el colesterol aún puede aumentar tus niveles de colesterol en la sangre y amenazar tu salud cardiovascular.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por carlos alberto feruglio