Los beneficios del omega-6

A pesar de su mala reputación, la grasa es esencial para tu salud. Algunas grasas son innecesarias e insanas, pero otras, como las variedades del omega-6, son clasificadas como esenciales. Tu cuerpo necesita al omega-6 pero no lo puede fabricar, así que ingerirlo es una necesidad. La buena noticia es que la dieta estándar estadounidense tiene una abundancia de omega-6, por lo que es muy probable que estés tomando la dosis diaria apropiada.

Se trata de balancear

Hay dos clases de grasas poli-insaturadas, omega-3 y omega-6. Las mejores fuentes de la grasa omega-6 incluyen a los aceites de las plantas como la soja, maíz, maní y girasol, así como también de las carnes, los huevos y los productos lácteos. La dieta estadounidense típica contiene un estimado de 14 a 25 veces más de omega-6 que de omega-3, de acuerdo al Centro médico de la Unversidad de Maryland. Una proporción más sana entre omega-6 a omega-3 está entre 2 a 1 y 4 a 1 de acuerdo a la UMMC. Una proporción inapropiada de estas grasas puede provocar inflamaciones.

Las funciones beneficiosas de las grasas omega-6

Un equipo del Biosciences Institute (Instituto de bio-ciencias) de Irlanda y otros investigadores publicaron en 2012 una extensa revisión de las implicaciones en la salud de las grasas omega-6 en el Journal of Nutrition and Metabolism (Diario de la nutrición y el metabolismo). Junto con las grasas omega-3, las omega-6 juegan un papel regulador en la presión, la coagulación de la sangre, la inmunidad y la función cerebral, de acuerdo al estudio. Lo más notable es que tu cuerpo usa las grasas omega-6 y omega-3 para producir eicosanoides, una clase de complejos que hacen de pivotes en la regulación de las inflamaciones. Además, las grasas omega-6 regulan la función celular y la expresión de los genes, de acuerdo al artículo.

Los beneficios potenciales para la salud

Casi el 85 al 90% de las grasas omega-6 en una dieta típica están compuestas por el ácido linoléico, de acuerdo a la Universidad de Nebraska. Reemplazar a las grasas saturadas con omega-6 puede disminuir los riesgos de las enfermedades del corazón, bajar la presión, reducir el colesterol y mejorar la resistencia a la insulina. Se recomienda que las mujeres y los hombres de hasta 50 años tomen entre 14 y 17 g de ácido linoléico, respectivamente, por día.

Ácido gama-limoléico

El ácido gama-linoléico es un tipo de grasa omega-6 encontrada en el aceite de las semillas de borraja, de la prímula y del aceite de las semillas de las pasas negras. Tu cuerpo también puede fabricar GLA del ácido linoléico. Demasiado de ese ácido puede promover las inflamaciones, pero el GLA puede ayudar a reducirla, de acuerdo a la UMMC. La UMMC señala que la limitada evidencia indica que el GLA puede mejorar condiciones como la alta presión, la artritis reumática, el eczema y los síntomas menopáusicos. Pero se necesitan hacer más estudios en humanos.

Más galerías de fotos



Escrito por janet renee, ms, rd | Traducido por adriana de marco