Beneficios del te de manzanilla

Té de Manzanilla (chamomile) es el nombre español para el té de chamomilla. Se utiliza para tratar una variedad de dolencias digestivas, así como para promover la relajación. Beber té de manzanilla es relativamente seguro, pero debes consultar con un profesional calificado de la salud antes de tomarlo, si sufres de cualquier tipo de problema de salud grave o si estás tomando otros medicamentos.

Planta de manzanilla

La planta de manzanilla o chamomile, viene en dos variedades comunes: manzanilla romana y manzanilla alemana. La mayoría de las investigaciones se han realizado sobre la manzanilla alemana, pero ambas se utilizan con fines medicinales similares. La planta de la manzanilla tiene flores blancas y es similar en apariencia a una margarita, aunque la manzanilla romana tiene flores más grandes que la alemana. Las flores blancas y sus centros de color amarillo, se utilizan como un medicamento, más a menudo en la forma de un té.

Usos tradicionales

Los usos tradicionales del té de manzanilla son similares en todo el mundo, por lo general basados en las propiedades antiinflamatorias de la planta (generalmente atribuido a los terpenoides y flavonoides presentes). Algunas dolencias tratadas incluyen los problemas digestivos, hemorroides, problemas de ansiedad, insomnio y problemas en la piel, como eczema. Según Martha Libster, autora de la "Delmar's Integrative Guide for Nurses", usar una infusión de té de manzanilla para asuntos femeninos es muy común en la cultura hispana. Los temas comúnmente tratados incluyen problemas menstruales, dolores de parto y, junto con otras hierbas, la limpieza después del parto.

Investigación moderna

Pocos estudios se han realizado en humanos usando té manzanilla, de acuerdo con University of Maryland Medical Center, pero los estudios en animales han validado algunos de sus usos tradicionales. Entre ellos se incluyen la inflamación, la aceleración de la cicatrización de heridas, la reducción de los espasmos musculares y que actúa como un sedante suave para ayudar a inducir el sueño.

Haciendo el té

Para hacer té de manzanilla, University of Maryland Medical Center recomienda verter 1 taza de agua hirviendo sobre 2 a 3 cucharadas colmadas o sobre 2 a 4 gramos de flores y dejar reposar la infusión durante 10 a 15 minutos. Lo mejor es beber el té entre las comidas. Muchas marcas de té de manzanilla envasados ​​están disponibles también. Se consciente, sin embargo, de que algunos de los tés prefabricados contienen otras hierbas, además de la flor de manzanilla.

Problemas potenciales

Beber una taza ocasional de té de manzanilla se considera relativamente seguro, de acuerdo con la University of Maryland Medical Center, pero si vas a utilizarlo como medicamento varias veces al día, consulta a tu médico primero. El té también puede interactuar con otros medicamentos, especialmente con anticoagulantes, medicamentos para la presión arterial, sedantes, medicamentos para la diabetes y otros medicamentos recetados. La manzanilla, o chamomilla, es una flor por lo que las personas con asma o alergias a la ambrosía, margaritas o plantas similares deben evitarla. Si observas cualquier tipo de reacción alérgica, como estornudos, erupciones en la piel o dificultad para respirar, deja de usarlo y llama a un profesional de la salud calificado inmediatamente. Debido al riesgo de aborto involuntario, las mujeres embarazadas no deben beber té manzanilla. Cualquier persona con un historial de cáncer de mama o de ovario debe consultar con su médico antes de beber el té.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por juan ignacio ceviño