Beneficios del ajo para la lactancia

Los herbolarios han apreciado mucho al ajo como suplemento beneficioso para las dietas de las madres lactantes. Su distintivo olor picante a hierba no parece molestar a la mayoría de los niños de pecho y, de hecho, puede estimular a los bebés a alimentarse por más tiempo, de acuerdo con la Dra. Julie Mennella, una biopsicóloga de Philadelphia que estudió comportamientos de lactancia relacionados con el consumo de ajo por la madre. La evidencia anecdótica indica que las fuertes propiedades antifúngicas y antibióticas del ajo pueden ayudar a los bebés lactantes a evitar la candidiasis y aliviar la mastitis sufrida por la madre que amamanta.

Lactancia prolongada

La lactancia de bebés cuyas madres liberaban leche materna con olor a ajo eran generalmente amamantados más tiempo que los bebés cuyas madres no ingerían ajo antes dar el pecho, informó el Dr. Mennella en la revista "Pediatrics", la revista oficial de la American Academy of Pediatrics. La lactancia más exitosa y duradera ayuda a la madre a mantener un suministro adecuado de leche materna y le permite al bebé lactante alimentarse hasta que esté satisfecho. Dado que los bebés parecen responder al olor del ajo, los suplementos de ajo desodorizado no son un sustituto eficaz del ajo crudo.

Propiedades antifúngicas

El ajo es un potente fungicida. Los bebés lactantes a veces contraen una infección a base de hongos llamada candidiasis bucal, que se presenta como un dolor de garganta, lengua con manchas blancas y la erupción de pañal roja. Una infección por hongos en las mamás lactantes se conoce como cándida. Los bebés con candidiasis bucal con frecuencia tienen dificultad para alimentarse, ya que la boca y la garganta se irritan, y se sueltan frecuencia de los pechos de sus madres. El ajo crudo puede ayudar a una madre que amamanta a prevenir o eliminar la infección de hongos, aliviar la irritación y ayudar al bebé a mamar más.

Ayuda a combatir la mastitis

El ajo crudo contiene fuertes propiedades antibacterianas y antibióticas, de acuerdo con Mennella. La evidencia anecdótica indica que esta hierba antibiótica natural no causa una infección secundaria por hongos, al igual que muchos de los medicamentos antibióticos. Las madres lactantes pueden necesitar antibióticos si desarrollan mastitis, una obstrucción de los conductos lácteos de las mamas, que a veces lleva a la infección. Consulta a tu médico si sospechas que tienes mastitis, y pregunta si el ajo podría ser una parte efectiva de tu tratamiento.

Más galerías de fotos



Escrito por kate sheridan | Traducido por natalia pérez