Los beneficios del ketchup

El ketchup es un condimento común utilizado para todo, desde perros calientes a patatas fritas. Si bien puedes considerar que el beneficio más notable del ketchup es su capacidad para mejorar el sabor, la salsa de tomate proporciona una serie de otros beneficios, en su mayoría derivados de los tomates, que son el ingrediente principal en este condimento. Aunque la salsa de tomate puede ser saludable, a menudo, se utiliza para aderezar los alimentos grasos como las hamburguesas, así que considera el valor nutricional de tu comida entera.

Bajo contenido calórico

Usar el ketchup para darle sabor a tus comidas puede ser beneficioso, ya que es bajo en calorías. Una 1 cda. de ketchup proporciona sólo 15 calorías, o menos del 1% de la ingesta diaria recomendada de 2.000. Estas son muchas menos calorías que en otros condimentos, como la mayonesa, que contiene 100 calorías en 1 cda. Si cambias 2 cdas. de mayonesa al día por 2 cucharadas de ketchup, ahorrarás 1.190 calorías por semana. Esto es suficiente para perder más de 1/3 de libra.

Bajo en grasas

El ketchup contiene prácticamente nada de grasa, menos de 0,1 g cada cucharada. Esta cantidad es mucho menor que la que incluyen algunos otros condimentos; 1 cucharada de mayonesa contiene 11 g de grasa. Los alimentos altos en grasa pueden ser particularmente perjudiciales para el control de peso, ya que no sólo son altos en calorías, sino que también ofrecen menos saciedad y promueven tasas más bajas de quema de calorías, según un estudio de la edición de mayo de 2001 de la "International Journal of Obesity and Related Metabolic Disorders".

Casi ninguna grasa saturada

Salsa de tomate no es una fuente significativa de grasa saturada, un tipo de grasa que se encuentra en otros alimentos utilizados para condimentar hamburguesas, como el queso. La grasa saturada es un tipo menos saludable de grasa que puede aumentar tu riesgo de enfermedad cardíaca. Para limitar este riesgo, la American Heart Association sugiere consumir menos de 16 gramos de grasa saturada al día.

Bajo en carbohidratos

EL ketchup es bajo en carbohidratos, con menos de 4 g en cada cucharada. Esto hace que la salsa de tomate sea más adecuada para las dietas bajas en carbohidratos que otros condimentos como la salsa de barbacoa, que contiene alrededor de 9 g de hidratos de carbono en cada cucharada.

Alto en licopeno

Uno de los beneficios de la salsa de tomate es su alto contenido en licopeno. El licopeno es un antioxidante, lo que significa que protege a las células del cuerpo del daño de los radicales libres. Además, la American Cancer Society explica que el licopeno también puede ayudar a promover niveles saludables de colesterol y reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer, tales como de vejiga, de cuello uterino, de próstata, de pulmón y cáncer de estómago.

Más galerías de fotos



Escrito por brian willett | Traducido por sofia loffreda