Los beneficios del Kamut

Con su sabor a nuez, el Kamut, también llamado trigo poulard, es una valiosa adición a tu dieta. Se encuentra disponible en las tiendas naturistas, así como en algunas tiendas de comestibles, como granos secos, al horno o en panes, galletas y otros productos horneados. El Kamut tiene un amplio perfil nutricional, que proporciona una considerable cantidad de proteína, fibra y varios minerales.

Fibra y proteína

El Kamut te proporciona fibra, un tipo de hidratos de carbono y proteínas, un macronutriente esencial. Las proteínas desempeñan un papel central en mantener fuertes los tejidos, y también ayuda a transportar oxígeno y a la función inmunológica, mientras que la fibra ayuda a disminuir el colesterol, combatir la diabetes tipo 2 y mantener la salud digestiva. Cada porción de 1 taza de Kamut cocido contiene 10 gramos de proteína, o 17% de las necesidades de proteínas para una persona de 150 libras (68 kg) en promedio, de acuerdo con la guía de ingesta publicada por Iowa State University Extension. Una taza de Kamut cocido también te proporciona 7.4 gramos de fibra dietética, que es el 28% de la ingesta diaria recomendada para mujeres y 19% de la ingesta recomendada para hombres, según lo establecido por el Institute of Medicine.

El selenio y el manganeso

Consumir Kamut es una excelente fuente de minerales como esenciales selenio y manganeso. Cada porción contiene toda la ingesta diaria recomendada de manganeso para las mujeres y el 78% para los hombres, según lo establecido por el Institute of Medicine. El Kamut también contiene 55 microgramos de selenio por porción; el requerimiento total de selenio al día. Ambos minerales funcionan como antioxidantes, lo que significa que te protegen de las mutaciones genéticas y daños en la membrana celular causado por los radicales libres. También apoyan el equilibrio hormonal de tu cuerpo, el manganeso ayuda a sintetizar las hormonas sexuales, mientras que el selenio apoya la producción de hormonas tiroideas.

Magnesio y zinc

El Kamut también beneficia tu salud, al aportar buenas cantidades de magnesio y zinc. Cada porción contiene 83 miligramos de magnesio, 20% de la ingesta diaria recomendada para hombres y 26% para mujeres, según lo establecido por el Institute of Medicine, así como el 40% y el 29% de la ingesta diaria recomendada de zinc para mujeres y hombres. Una dieta rica en zinc beneficia a tu sistema inmunológico y promueve la función saludable de la tiroides, mientras que el magnesio fortalece el tejido óseo y activa las enzimas de las células necesitan para funcionar.

Consumir más Kamut

Cuece el Kamut hasta que esté tierno, y úsalo como base para ensaladas. Su sabor ligeramente a nuez combina con nueces tostadas, albaricoques secos, rodajas de naranja y vinagreta de arándano, o con una mezcla de pimientos rojos asados, col rizada, cebolla verde y aderezo de tahini de limón. Alternativamente, coloca los granos de Kamut crudos en la licuadora o procesador de alimentos, y úsalos para hacer cremas de avena saludable. Agrega más valor nutritivo, al poner a tu platillo arándanos y yogur griego o con arándanos frescos y fresas rebanadas.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mayra cabrera