Beneficios del ginseng siberiano

El ginseng siberiano es una planta que se ha usado a lo largo de la historia en China y Rusia. Como remedio herbario, se sabe que la raíz del ginseng siberiano estimula el sistema inmune, incrementa la energía y reduce la fatiga. Los suplementos vienen en forma de extractos líquidos y sólidos, polvos, cápsulas, tabletas y té. Hasta un 25 por ciento de los suplementos de ginseng siberiano que se vende en Estados Unidos no contiene la hierba y puede presentar efectos secundarios. Por estos motivos, se recomienda la guía de un farmacéutico y de un médico.

Apoyo al sistema inmune

El ginseng siberiano puede estimular el sistema inmune del cuerpo, ayudando a prevenir y tratar virus, infecciones y enfermedades. Según The University of Maryland Medical Center, cuando se lo toma con andrografis, el ginseng siberiano puede ayudar a reducir la intensidad y la duración del resfriado común. La misma combinación puede ayudar a aliviar los síntomas de la influenza. El ginseng siberiano también puede mejorar la función general del sistema inmune en personas que toman regularmente la forma del extracto. Puesto que el adormecimiento es un potencial efecto secundario del ginseng siberiano, tomar lo junto con medicación para el resfriado o la influenza con efectos similares puede exacerbar dicho síntoma. En estos casos, es preferible que la persona tome el suplemento en los momentos en que tenga mucho tiempo para descansar y con la aprobación previa del médico.

Alivio del estrés

Al ginseng siberiano se lo conoce por sus capacidades anti-estrés. Según The University of Maryland Medical Center, se cree que la planta fortalece la capacidad del cuerpo de manejar el estrés, lo que también evita las condiciones médicas relacionadas con el estrés como la acidez, el malestar estomacal y los dolores de cabeza por tensión. Puesto que la hierba puede producir calma, algunos pacientes sostienen que logran una mejor calidad de vida. Las personas que luchan contra la ansiedad leve u ocasional, el nerviosismo o la hiperactividad pueden beneficiarse con estas propiedades reductoras del estrés. Sin embargo, el ginseng siberiano no está recomendado como un tratamiento para condiciones psicológicas como el trastorno de ansiedad o la depresión. Ya que las bebidas calientes también producen calma, el gingseng siberiano en forma de té puede ser útil para producir relajación en forma periódica u ocasional.

Alivio de la fatiga

Las personas que sienten una fatiga de leve a moderada debido a una enfermedad, a falta de sueño o a problemas emocionales pueden beneficiarse con el ginseng siberiano. Según una investigación publicada en Chinese Medicine en octubre de 2009, el extracto de la hoja y el tallo del ginseng siberiano condujo a una significativa reducción en la fatiga en animales y llevó a un incremento en las capacidades de actividad física. Los investigadores sospechan resultados similares en humanos y sugieren que el extracto de la planta puede mejorar la síntesis de la proteína y el crecimiento muscular, lo que podría reducir la fatiga en el futuro.

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin | Traducido por irene cudich