Beneficios del té de boldo

El boldo es un arbusto perenne nativo del centro de Chile y Perú. Las hojas del arbusto de boldo tienen una larga historia de uso en la medicina popular. Puedes prepararte un té para beber para una variedad de propósitos que promueven la salud. Al igual que con cualquier producto a base de hierbas, sin embargo, debes hablar con tu médico antes de beber té de boldo.

Beneficios nutricionales

Las hojas de boldo contienen numerosos fitoquímicos como boldina, alcanfor, limoneno, beta-pineno y cumarina. Los fitoquímicos son compuestos antioxidantes potentes que se encuentran naturalmente en las plantas que ayudan a prevenir y tratar enfermedades en los seres humanos. Los antioxidantes en las hojas de boldo pueden ayudar a reducir el daño inducido por radicales libres a las células y el ADN. De acuerdo con Phyllis Balch en su libro "Prescription for Nutritional Healing", las hojas de boldo tienen diuréticos, laxantes, antibióticos y anti-inflamatorios. El mecanismo exacto de la acción de boldo es desconocida, pero Rain-tree.com afirma que el principal ingrediente activo es probablemente la boldina fitoquímica.

Hígado, vesícula biliar y la salud digestiva

En América del Norte, el boldo es sin duda más conocido como un tónico para el hígado y por su capacidad para estimular la producción de bilis. El té puede ayudar a tratar una variedad de trastornos del hígado y relacionados con la vesícula biliar, tales como ictericia, hepatitis y cálculos biliares. El té también se usa para estimular el apetito, mejorar la digestión, promover la salud intestinal y aliviar la flatulencia y estreñimiento.

Usos tradicionales de las hojas de boldo

Rain-tree.com anota que el boldo se ha utilizado tradicionalmente para tratar el insomnio, mareos, reumatismo, cistitis, dolores de estómago y dolores de oído. También se afirma que ayuda a diluir la sangre y por lo tanto previene los coágulos sanguíneos. Además, se dice que las hojas de boldo presentan actividad antimicrobiana, lo que significa que puede ayudar a prevenir y tratar las infecciones causadas por microorganismos dañinos como bacterias, virus y parásitos. Debido a su supuesta actividad antimicrobiana, el té de boldo se utiliza para expulsar las lombrices y para tratar los resfriados, la sífilis y la gonorrea. Estos usos se basan principalmente en informes anecdóticos y no hay evidencia científica, sin embargo.

Cómo hacer el té y precauciones importantes

Para hacer té de boldo, vierte 1 taza de agua hirviendo sobre 1 cucharadita de hojas secas, infusiona durante 10 a 15 minutos y bebe tres veces por día. Rain-tree.com advierte que no se debe utilizar el té de boldo durante períodos prolongados de tiempo y grandes dosis de boldo pueden causar parálisis e incluso la muerte. Drugs.com añade que el boldo está contraindicado en los pacientes con trastornos renales, enfermedades del hígado y para los que toman medicamentos anticoagulantes. Además, la hierba parece estimular las contracciones uterinas y por lo tanto no debe ser utilizada por mujeres embarazadas debido a su potencial para inducir el aborto.

Más galerías de fotos



Escrito por megan ashton | Traducido por gabriela nungaray