Beneficios del aceite de pescado para el sueño

El aceite de pescado siempre ha sido elogiado por su efecto positivo sobre los distintos componentes de enfermedades cardiovasculares, como la hipertensión arterial y la reducción de los lípidos. También hay evidencia de que pueden mejorar los síntomas del estado de ánimo y trastornos, como la depresión y el trastorno bipolar. Es menos conocido sin embargo que el aceite de pescado de hecho puede ayudar a regular los patrones de sueño y aumentar la calidad del sueño. Las razones detrás de tales reclamaciones implican la relación de los ácidos grasos en la producción de varias hormonas y neurotransmisores.

Consecuencias de la falta de sueño

Según Lawerence Epstein, MD, de Harvard Medical School and the Division of Sleep Medicine at Brigham and Women's Hospital, uno de cada cinco estadounidenses duermen menos de seis horas por noche. Si bien hay varias razones para la falta de sueño que van desde el dolor y el estrés a los trastornos como el insomnio, la apnea del sueño y la narcolepsia, muchas consecuencias adversas pueden resultar, aparte de simplemente no ser capaz de funcionar con todo tu potencial a lo largo del día. La falta de sueño se asocia con numerosas consecuencias negativas para la salud tales como enfermedades del corazón, la diabetes, la depresión y la obesidad con el tiempo, debido a la falta de sueño conduce a menudo a la falta de ejercicio y la alimentación saludable.

La deficiencia de ácidos grasos

Una dieta baja en los tipos de ácidos grasos que se obtienen fácilmente a través de aceite de pescado puede interferir con la producción de químicos fisiológicos normales. El aceite de pescado es rico en ácidos grasos omega-3 ácidos eicosapentaenoico (EPA) y ácido docosahexaenoico (DHA), y se puede obtener directamente del aceite de pescado o de suplementos. Un estudio de 2008 en el Journal of Nutrition realizado por M. Lavialle y sus colegas sugiere que una dieta deficiente en ácidos grasos omega-3 disminuye el ritmo de melatonina, debilita el funcionamiento del reloj circadiano y tiene un papel en los trastornos del sueño nocturno.

Cómo el aceite de pescado podría ayudarte

El aceite de pescado tiene un papel en el aumento de la secreción de melatonina, de acuerdo con los estudios en American Journal of Clinical Nutrition. La melatonina es una hormona que ayuda a regular los ciclos de sueño y vigilia, y con frecuencia se utiliza para tratar el insomnio y el jet lag. Los componentes de aceite de pescado EPA y DHA también se han demostrado que bajan los niveles de norepinefrina. La noradrenalina es una hormona del estrés asociada con la respuesta de lucha o huida y trabaja para aumentar la frecuencia cardiaca, entre otras cosas. También es uno de los principales neurotransmisores asociados con el sueño, el otro es la serotonina. La noradrenalina es un componente necesario del ciclo del sueño, ya que es responsable del Movimiento Ocular Rápido o etapa REM. Un desequilibrio de norepinefrina puede afectar negativamente a los patrones de sueño y provocar somnolencia durante el día. Según la World Health Organization, las personas deben consumir de 0.3 a 0.5 gramos de EPA y DHA al día. Esto equivale a por lo menos dos porciones de 3.5 oz por semana de pescado graso, como el salmón, halibut, atún en conserva, el pescado azul, el arenque, el abadejo y el pez gato. En promedio 1.000 miligramos de cápsulas de aceite de pescado contiene una proporción de 180 miligramos de EPA y 120 miligramos de DHA, por lo tanto, de una a dos cápsulas por día es la cantidad recomendada.

Más galerías de fotos



Escrito por heather padilla | Traducido por gabriela nungaray