Beneficios del aceite de pepitas de uva para el cabello

Aunque puedes usarlo o no en la cocina, el aceite de pepitas de uva en realidad tiene muchos usos como tratamiento para tu cabello. Al igual que el aceite de oliva y el de coco, el aceite de pepitas de uva es un efectivo hidratante y acondicionador natural para el cabello. No obstante, sobrepasa a sus homólogos en su capacidad para tratar problemas como el cabello debilitado, la caída del cabello y la caspa. El uso regular de aceite de pepitas de uva como suplemento de tus productos regulares de caída del cabello lo dejarán más fuerte y atractivo.

Hidratar y acondicionar

El aceite de pepitas de uva es ideal para hidratar y acondicionar el cabello seco, ya que es más liviano que el aceite de oliva o de coco y no lo deja graso. Tampoco tiene olor, por lo que no dejará un aroma persistente. El aceite de pepitas de uva ayuda a atrapar la humedad y evitar el encrespado, las puntas abiertas y el cabello quebradizo. Prueba cubrir tu cabello con aceite de pepitas de uva y dejarlo por unos minutos, y luego enjuagarlo con agua fría para un tratamiento fácil de acondicionamiento profundo.

Reducción de la caspa y la dermatitis

La caspa y otras afecciones dermatológicas causadas por el cuero cabelludo seco y escamado pueden ser tratadas con aceite de pepitas de uva, que tiene muchos emolientes y nutrientes que pueden ayudar a nutrir el crecimiento de células de la piel saludables. Frota el aceite en el cuero cabelludo con movimientos circulares, aflojando la piel para permitir que se absorba y promover el flujo sanguíneo.

Reducir la caída del cabello

El aceite de pepitas de uva, que se extrae de las semillas de uva prensadas en frío, contiene antioxidantes que pueden ayudar a bloquear la producción de DHT, una hormona que causa la caída del cabello. También se puede usar como vehículo para aceites esenciales que promueven la relajación de los folículos capilares, evitando la caída del cabello causada por el cortisol, una hormona que se libera cuando estás estresada. Mezcla algunas cucharaditas de aceite de pepitas de uva con una o dos gotas de aceite de jojoba y frótalo en tu cuero cabelludo para tratar la caída del cabello.

Fortalecimiento

El aceite de pepitas de uva contiene vitamina E, un antioxidante que ayuda a construir el tejido, y ácido linoleico, un ácido graso que promueve el crecimiento del cabello y la piel. Si tu cabello es quebradizo o débil, tratarlo con aceite de pepitas de uva puede ayudar a restaurar su fuerza y brillo. Cubre tu cabello y masajea el cuero cabelludo con aceite de uva caliente. Envuelve una toalla en tu cabeza y lava el cabello por la mañana para que quede más brillante y saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por aiden summer | Traducido por maria eugenia gonzalez