Beneficios de la cúrcuma cruda

La cúrcuma (turmeric) siempre se ha utilizado por sus beneficios digestivos, antiinflamatorios y antioxidantes. Los compuestos principales a los cuales se les atribuyen los beneficios de la cúrcuma son los curcuminoides y los aceites volátiles, así lo explica el Memorial Sloan-Kettering Cancer Center. Si bien la cúrcuma cruda ofrece muchos supuestos beneficios, es importante destacar que, como lo hace el National Center for Complementary and Alternative Medicine, la investigación está en curso y hay poca evidencia científica que la avale.

Beneficios para el tracto digestivo

El contenido de curcumina de la cúrcuma promueve la producción de bilis, así lo explica el University of Maryland Medical Center (UMMC), lo que supuestamente es bueno para el sistema digestivo. La cúrcuma puede aliviar los síntomas de la indigestión y aliviar la acidez estomacal. Los National Institutes of Health (NIH), agregan que la cúrcuma también puede brindar alivio a los síntomas del síndrome del intestino irritable y el UMMC afirma que puede promover la remisión de la colitis ulcerosa, una forma de enfermedad inflamatoria intestinal. La cúrcuma puede ayudar a tratar las úlceras estomacales, según los NIH, aunque también advierte que las altas dosis pueden ser contraproducentes, agravando la irritación del estómago.

Beneficios antiinflamatorios

Los agentes antiinflamatorios de la cúrcuma pueden ser útiles para aliviar los síntomas asociados con las enfermedades reumáticas, según lo establecen los NIH. La cúrcuma algunas veces se utiliza como parte del tratamiento para la artrosis y la artritis reumatoide. Puede ayudar a aliviar el dolor y la pérdida de movilidad asociados con estas enfermedades. La cúrcuma también puede ser útil para tratar la uveítis, una forma de inflamación ocular, según datos del UMMC.

Prevención de problemas cardíacos y accidentes cerebrovasculares

La cúrcuma puede ayudar a prevenir enfermedades cardíacas, infartos y accidentes cerebrovasculares gracias a sus efectos en algunos factores de riesgo claves de estas tres afecciones. Según el UMMC, puede ayudar a detener la aterosclerosis, reducir la acumulación de placa en las arterias y prevenir coágulos sanguíneos. Además, los NIH sostienen que la reducción del LDL, o los niveles de colesterol "malo", es otro posible efecto de la cúrcuma.

Protección contra el cáncer

Conforme el UMMC, la cúrcuma puede ayudar a prevenir, controlar y tratar varias formas de cáncer, incluidos los de piel, mama, próstata y colon. Sin embargo, se advierte que esta evidencia sólo se ha comprobado en estudios con tubos de ensayo y animales solamente. Se cree que las propiedades antioxidantes de la cúrcuma podrían ser en parte responsables de sus actividades anticancerígenas.

Otros beneficios

La cúrcuma puede ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre en pacientes con diabetes, así lo establece el UMMC. Su capacidad de promover la producción de bilis también podría ser útil para la prevención de cálculos biliares, sostienen los NIH, que agregan otros posibles beneficios. Entre ellos se incluyen la protección hepática y el tratamiento del VIH, la sarna y las infecciones virales.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por valeria d'ambrosio