Beneficios de los cristales de vitamina C

La mayoría de los mamíferos producen vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, en sus hígados. Por desgracia, los humanos son algunas de las pocas especies de mamíferos que no lo hacen. Sustentar tu necesidad diaria de vitamina C tradicionalmente ha significado suplementos masticables, frutas frescas o un vaso de jugo. Los cristales de vitamina C no solo hacen que este nutriente inestimable sea fácil de obtener, sino también fácil de absorber. Disfrutar de los beneficios de la vitamina C nunca ha sido más fácil.

Incremento de antioxidantes


Los frutos rojos frescos tienen antioxidantes.

Se hace mucho jaleo sobre los beneficios de los antioxidantes, y por una buena razón, pero la llamada madre de los antioxidantes, la glutationa, solo puede ser producida en el cuerpo humano si se usa vitamina C como catalizador. Más aún, la efectividad y longevidad de los antioxidantes solubles en grasas, como las vitaminas E y A, aumentan de manera significante. Esto pone en movimiento una cadena causal que mantiene controlados los radicales libres y disminuyen sustancialmente el proceso de envejecimiento.

Incremento de la inmunidad


Vitamina C en las frutas cítricas.

Cuando se trata de nuestro sistema inmune, algunos nutrientes son considerados como vitamina C. Cuando se ingieren los cristales de vitamina C, éstos ayudan a producir linfocitos. Estas poderosas células del sistema inmune son generadas por la glándula timo y son transportadas en el torrente sanguíneo para ayudar a identificar y destruir las enfermedades. Los linfocitos son programados, en un sentido, a través de la vitamina C y los cristales de vitamina C, para buscar y destruir los microbios y las bacterias extraños identificados como una amenaza por el sistema inmune.

Sangre y huesos


La anemia puede requerir donantes de sangre

Aunque la vitamina C rara vez es considerada en relación a la salud de los huesos funciona, nuevamente, como un tipo de nutriente catalizador. Los cristales de vitamina C ayudan a sintetizar el calcio, y por tanto a mantener tus huesos en condiciones óptimas. Igualmente, en términos de composición sanguínea, los cristales de vitamina C ayudan a facilitar la conversión del hierro en hemoglobina vital, que ayuda a ahuyentar los virus y las bacterias perjudiciales. En efecto, los cristales de vitamina C han sido utilizados para tratar de forma efectiva la anemia por deficiencia de hierro.

Beneficios antiinflamatorios


Vista microscópica de células cancerígenas.

Cuando las toxinas atacan a las células sanas, el subproducto exclusivo es la inflamación. Una vez descartado como meramente sintomático, la inflamación en sí misma ha demostrado ser perjudicial para las células saludables. Este ciclo insidioso de toxinas atacantes, al inflamación resultante y el contraataque demasiado entusiasta de los glóbulos blancos pueden llevar a el desarrollo de células mutantes, como cáncer. Los cristales de vitamina C pueden ayudar a eliminar las toxinas de las células saludables, reduciendo de forma efectiva la inflamación y la posibilidad de la mutación de las células. De hecho, el Cancer Treatment Centers of America presionó exitosamente a la U.S. Food and Drug Administration a usar la vitamina C como un tratamiento alternativo para el cáncer.

Más galerías de fotos



Escrito por victor fonseca | Traducido por maria eugenia gonzalez