Beneficios de criar niños en un departamento pequeño

Una casa de tres dormitorios con una cerca blanca puede ser el sueño americano, pero en realidad, muchas familias felices habitan pequeños apartamentos. Dejando a un lado los problemas de privacidad, hay varios beneficios en un estilo de vida a menor escala. Los padres llegan a pasar más tiempo de calidad con sus hijos y los hermanos se convierten en expertos en resolución de conflictos ya que tenerlos en ambientes separados no es una opción. Vivir en un apartamento pequeño no tiene por qué ser una situación permanente. Los padres que gastan sabiamente y ahorran consistentemente podrán pagar un lugar más grande.

Dinero en el banco

Educar a los niños en un pequeño apartamento puede mantener el dinero en tu bolsillo. No tienes que pagar para mantener una casa y tus facturas de servicios públicos probablemente serán más bajas. Utiliza tus ahorros en lujos y experiencias para maximizar los placeres de tu apartamento, como un paquete preferencial de cable, electrodomésticos de ahorro de tiempo o unas merecidas vacaciones. Si prefieres la gratificación a largo plazo, ahorra dinero para la matrícula universitaria de tus hijos o para un pago inicial de una casa más grande.

Diversión al sol

Otro de los beneficios de vivir con tus hijos en un espacio pequeño es verlos descubrir (y verte a ti mismo redescubrir) el espacio al aire libre. Tus hijos no van a querer estar encerrados en un espacio pequeño, por lo que tendrás que llevarlos al aire libre para que puedan quemar algo de energía. Otra ventaja: algunos apartamentos están a poca distancia de tiendas, bibliotecas, parques y otros servicios. Incluso si simplemente están jugando afuera en la sombra de tu edificio, tus hijos pueden pasar por alto no tener un jardín.

Adiós desorden

Puesto que no pueden caber tantas pertenencias en un pequeño espacio como lo haría en uno grande, tu y tus hijos constantemente tendrán que optimizar sus cosas. Esto les dará lecciones valiosas de vida: van a aprender a distinguir entre deseos y necesidades, y por medio de la donación de lo que sobra, van a conocer de primera mano cómo se siente dar a los menos afortunados. Los niños también aprenden a contentarse con menos pertenencias y ellos estarán más contentos con las cosas intangibles como la amistad, el amor y la imaginación vívida.

Más tiempo juntos

Vivir con tus hjos en un espacio pequeño va a alentarte a que seas un padre comprometido. Después de todo, conocerás sus secretos ya que conocerás casi todo lo que dicen y hacen. Estarás allí para arbitrar peleas, rabietas tranquilas y disipar temores. En tiempos más pacíficos, estarás presente para monitorear las comidas y aperitivos (que no coman galletitas antes de la cena), responder a preguntas espontáneas y oír todo acerca de sus intereses y experiencias. Cuanto más pequeños los cuartos, entenderán mejor que nunca sus personalidades y necesidades individuales.

Más galerías de fotos



Escrito por oubria tronshaw | Traducido por maría dolores meade