Beneficios de control de peso de la alfalfa

La alfalfa leguminosa ​​ha sido utilizada a lo largo de la historia como una ayuda alimentaria y medicinal. Puede ayudar a reducir los niveles de colesterol y glucosa en la sangre, y la gente a veces toma suplementos de alfalfa buscando estos beneficios. Sin embargo, se necesitan más estudios para recomendar a favor o en contra de estos usos de la alfalfa, informan los National Institutes of Health. Los suplementos también deben abordarse con cautela, porque hay algunos reportes de un síndrome similar al lupus asociado con ellos. La alfalfa puede ser consumida cruda, y proporciona muchos beneficios de control de peso en esta forma.

Baja carga glucémica


La alfalfa tiene una baja carga glucémica.

La alfalfa tiene una baja carga glucémica. De hecho, está clasificado como un cero por Nutritiondata.com. Esto significa que no tiene un punto alto de azúcar en la sangre cuando se consume. Los puntos altos de azúcar en la sangre conducen a la liberación de insulina, la hormona que promueve el almacenamiento de grasa. En general, los alimentos con calificación inferior a 10 tienen un impacto bajo en el azúcar en la sangre, mientras que los alimentos con especificación superior a 20 son considerados que tienen un alto impacto sobre la glucemia. La alfalfa se puede agregar a los sándwiches a granel, fajitas y otras comidas para aumentar la saciedad sin contribuir a un aumento de azúcar en la sangre.

Nutrientes


La alfalfa es rica en nutrientes, especialmente minerales del suelo, de acuerdo con "Getting the Best Out of Your Juicer", de William H. Lee y Judy Severson.

La alfalfa es rica en nutrientes, especialmente minerales del suelo, de acuerdo con "Getting the Best Out of Your Juicer", de William H. Lee y Judy Severson. De hecho, muchos consideran que la alfalfa es uno de los vegetales más nutritivos del planeta. Los antojos de comida pueden estar asociados con deficiencias de nutrientes, de acuerdo con "Eat Fat Look Thin: A Safe and Natural Way to Lose Weight Permanently", por Bruce Fife. La deficiencia de minerales, por ejemplo, puede llevar a los antojos de dulces. Comer alfalfa cruda y sin procesar es mejor en términos de maximizar el valor nutritivo, Fife asesora consumir alfalfa junto con las grasas saludables como los omega-3 que ayuda a tu cuerpo a absorber los minerales. La alfalfa es rica en minerales como fósforo, potasio, zinc, silicio y calcio. Es también una buena fuente de vitaminas A, C, E y K y las vitaminas del grupo B. La alfalfa es rica en aminoácidos también.

Clorofila


La clorofila, o pigmento verde, en la alfalfa ayuda a promover la regularidad en el cuerpo y ayuda a desintoxicar el hígado.

La clorofila, o pigmento verde, en la alfalfa ayuda a promover la regularidad en el cuerpo y ayuda a desintoxicar el hígado. La clorofila es uno de los 10 mejores alimentos para bajar de peso, de acuerdo con Ellen Kamhi "Alternative Medicine Magazine’s Definitive Guide to Weight Loss". El hígado es responsable de metabolizar la grasa en el cuerpo, por lo que la promoción de la salud del hígado es clave para la pérdida de peso, aconseja la nutricionista y autora de "Fat Flush Foods", Ann Louise Gittleman.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por gonzalo cerda