Los beneficios de comer diente de león

Aunque el diente de león es menos probablemente que sea bienvenidos en tu césped durante los meses más cálidos, éste debe ser más que bienvenido en tu plato. Sus hojas verdes ofrecen un amargo sabor picante que funciona bien crudo o cocido. Son bajos en calorías, cada porción de 2 tazas contiene sólo 50 calorías, y vienen llenos de vitaminas y otros nutrientes importantes para una buena salud. Añade dientes de león en tu dieta para obtener los beneficios de su impresionante contenido de nutrientes.

La luteína y la zeaxantina


Consumir al menos 12 miligramos combinados de luteína y zeaxantina al día reducen el riesgo de cataratas y la degeneración macular relacionada con la edad.

El diente de león viene cargado con la luteína y la zeaxantina, dos nutrientes importantes para una visión saludable. Dos tazas de hojas de diente de león, el tamaño de la porción que cuenta como 1 taza de vegetales, bajo el Departamento de Agricultura de Estados Unidos y sus pautas dietéticas, proporcionan 15 mg de luteína y zeaxantina. Ambos nutrientes filtran la luz, ya que entra en los ojos para proteger los tejidos del ojo del daño inducido por la luz . De acuerdo con la Asociación Americana de Optometría, consumir al menos 12 miligramos combinados de luteína y zeaxantina al día reducen el riesgo de cataratas y la degeneración macular relacionada con la edad.

Las vitaminas A y K


La vitamina A es compatible con el crecimiento nuevo de células sanguíneas.

El diente de león también proporcionan cantidades considerables de vitaminas A y K. Ambos nutrientes afectan la sangre. La vitamina K regula la formación de coágulos en la sangre, mientras que la vitamina A es compatible con el crecimiento nuevo de células sanguíneas. La vitamina A también juega un papel en la función ocular y apoya su sistema inmune, mientras que la vitamina K ayuda a mantener los huesos sanos. Según el Instituto de Medicina cada porción de diente de león cuenta con un contenido de vitamina A de 11,177 unidades internacionales y un contenido de vitamina K de 856 microgramos. Ésto proporciona toda la ingesta diaria recomendada de ambos nutrientes.

El calcio y la vitamina C


Incorpora el diente de león en tu dieta como una excelente fuente de vitamina C.

Incorpora el diente de león en tú dieta como una excelente fuente de vitamina C, así como una fuente vegetal de calcio. La vitamina C y el calcio afectan a los huesos positivamente, necesitas calcio para mantener la densidad ósea y depende de la vitamina C para producir el colágeno, lo que hace que tus huesos sean resistentes a los daños. Ambos nutrientes también soportan la comunicación neuronal y contribuyen a la función del sistema nervioso. Según el Instituto de Medicina una porción de diente de león proporciona 206 miligramos de calcio, o 21 por ciento de la ingesta diaria recomendada para la mayoría de los adultos. Cada porción contiene 39 miligramos de vitamina C, 43 por ciento y 52 por ciento de la ingesta diaria recomendada para los hombres y mujeres, respectivamente.

Consume más verdes de diente de león


Alternativamente, mezcla el diente de león picado con otras verduras de hojas verdes.

El sabor amargo del diente de león crudo podría tomar algún tiempo para que te acostumbres, pero cocinar los verdes suaviza su sabor. Trata de saltear en caldo bajo en sodio junto con la cebolla picada o ajo picado, o al vapor para un plato saludable. Alternativamente, mezcla el diente de león picado con otras verduras de hoja verde, como la espinaca o lechuga romana, para una ensalada sabrosa y rica en nutrientes. Añade un puñado de verduras para tu sopa favorita, o usa algunas hojas de diente de león en un sándwich o una envoltura para darle sabor.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por gabriela martinez