Beneficios de comer un desayuno abundante

El desayuno es más que un pensamiento pasajero. Es la única forma de recargar los depósitos de energía después de una noche durmiendo, y saltarse el desayuno puede cobrarte en tu nivel de energía y tu salud. Tomar un desayuno grande no hará que automáticamente aumentes de peso, y de hecho, lo opuesto podría suceder. Ese mismo gran desayuno prepara el escenario para la elección de alimentos saludables para el resto del día, también. El truco es elegir los alimentos adecuados para incluir en tu gran desayuno.

Calma los antojos y fomenta la pérdida de peso

Un gran desayuno puede ayudar a satisfacer tu hambre y a que te sientas lleno durante toda la mañana. Si haces esto todos los días, probablemente vas a terminar consumiendo menos calorías, lo que puede traducirse en pérdida de peso. Esto se debe a que tu estómago estará lleno y no tendrás la tentación de comer bocadillos altos en calorías porque te mantendrás satisfecho hasta la hora del almuerzo. De hecho, según un artículo de 2005 publicado en "The American Journal of Clinical Nutrition", las mujeres que no desayunan tienden a pesar más que quienes lo hacen.

Mantén alejado al médico

Llenarte con un gran desayuno podría mantener alejado al médico. Según un artículo de 2011 publicado en "Nutrition Research and Practice", las personas que desayunan regularmente tienden a comer una dieta más saludable en general. Eso significa que comer el desayuno anima a la gente a consumir también alimentos saludables, como frutas, verduras, carnes magras y granos enteros, el resto del día. Las personas que no desayunan tienden a consumir menos nutrientes esenciales, como la fibra, calcio y potasio, como el mismo artículo lo indica. Las deficiencias nutricionales pueden aumentar el riesgo de ciertos problemas de salud, como la osteoporosis en el caso del bajo consumo de calcio.

Grande no necesariamente significa malo

El hecho de que el consumo de un gran desayuno pueda tener efectos positivos en tu salud no te da licencia para abandonar los principios alimenticios saludables y comer lo que quieras. Si consumes un buen desayuno que conste de tocino, salchichas, huevos fritos y patatas fritas, es probable que te sientas lleno por varias horas, pero también vas a consumir demasiada grasa saturada y sodio para una comida que se considera saludable. Lo mismo ocurre con un gran desayuno que incluye donas y otro tipo de repostería. Si bien estos pueden satisfacer a los golosos, también están cargados de azúcar, que no es una forma saludable de empezar el día.

Un mejor desayuno grande

Construye un gran desayuno en torno a alimentos ricos en nutrientes para obtener el mayor beneficio de comer una comida de la mañana. La American Heart Association recomienda comer granos integrales, como pan integral tostado o un bagel de grano entero, en lugar de pan blanco o panecillos blancos. Agrega fruta fresca y un vaso de jugo de fruta para aumentar el valor nutricional de tu comida de la mañana aún más. El cereal integral, yogur bajo en grasa, claras de huevo revueltas y carne magra, como pollo de carne blanca, son cada uno parte de un desayuno equilibrado y nutritivo, también.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por verónica sánchez fang