Los beneficios de comer col rizada, espinacas y diente de león

Las verduras de color verde oscuro, el cual es un grupo de alimentos que incluye las verduras de hoja verde como la col rizada, las espinacas y el diente de león, deberían aparecer regularmente en tu dieta, ya que las pautas del USDA recomiendan ingerir de 1.5 a 2 tazas por semana. El consumo de 2 tazas de hojas verdes crudas o 1 taza de verduras cocidas, cuenta como 1 taza para esta meta. La col rizada, el diente de león y la espinaca difieren ligeramente en su contenido de nutrientes, pero todos tienen un gran valor nutritivo y son adiciones inteligentes para cualquier dieta consciente de la salud.

Vitamina K

La col rizada, la espinaca y el diente de león son excelentes fuentes de vitamina K. Tu cuerpo utiliza la vitamina K para activar muchas proteínas, incluyendo las proteínas necesarias para el desarrollo óseo, así como el crecimiento celular de los pulmones y del corazón. También es esencial para la coagulación de la sangre, los niveles saludables de vitamina K aseguran que tu cuerpo pueda formar coágulos de sangre necesarios para evitar sangrados excesivos. Con una sola ración de 2 tazas de espinaca, col rizada o de diente de león crudos ofrece toda la ingesta diaria recomendada de vitamina K.

Cobre

La col rizada, la espinaca y el diente de león proporcionan cobre beneficioso, un mineral importante para el metabolismo. El cobre activa una enzima llamada citocromo c oxidasa, que permite a las células convertir los nutrientes en energía utilizable. También desempeña un papel importante en la salud de los tejidos, al apoyar la maduración del colágeno, un proceso importante para tener fuertes vasos sanguíneos y huesos sanos. Necesitas 0,9 miligramos de cobre al día. Una porción de 2 tazas de col cruda contiene 2 miligramos, mientras que porciones equivalentes de espinacas y diente de león crudos contienen 0,1 y 0,2 miligramos respectivamente.

Vitamina A

Añade una porción de 2 tazas de diente de león crudo, espinacas o col rizada a tu dieta y también consumirás tu ingesta diaria recomendada de vitamina A. Tu cuerpo puede utilizar la vitamina A para mantener la función celular de la piel sana, que no solo beneficia la apariencia, sino también asegura que tu piel forme una fuerte barrera contra infecciones. También te ayuda a producir glóbulos rojos, las células que transportan el oxígeno a los tejidos, y ayuda a tu función ocular correcta, especialmente por la noche.

Luteína y zeaxantina

Los tres alimentos también proporcionan una cantidad abundante de luteína y zeaxantina. El diente de león contiene más luteína y zeaxanatina, con 15 miligramos por porción, mientras que la col rizada y las espinacas contienen 11 y 7,3 miligramos por porción respectivamente. Esto proporciona la mayor parte o la totalidad de los 12 miligramos de luteína y zeaxantina diaria recomendada por American Optometric Association. Tanto la luteína como la zeaxantina ayuda a la función ocuar y filtran la luz a medida que entra al ojo para proteger los delicados tejidos dentro de tus ojos de dañarse. Una dieta rica en luteína y zeaxantina promueve la salud visual a largo plazo y reduce el riesgo de degeneración macular y cataratas.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por mayra cabrera