Los beneficios de comer alimentos saludables para los niños

Comer una dieta saludable tiene beneficios durante toda la vida. Iniciar un estilo de vida saludable durante la infancia puede tener ventajas a largo plazo, de acuerdo con la Asociación Americana de Psicología. Después de tener hábitos saludables durante los años formativos de la infancia, es más probable que tu hijo se mantenga en estos hábitos durante toda la vida.

Definición de alimentación saludable

Comer sano implica consumir una gran variedad de alimentos completos y nutritivos. Mediante la incorporación de alimentos de los diferentes grupos de alimentos en cada comida, los niños deben tener una dieta balanceada y saludable. La iniciativa "MyPlate" por la primera dama Michelle Obama busca simplificar la alimentación saludable mediante la presentación de un plato dividido en cuatro piezas diferentes con frutas y verduras que incluyan la mitad del plato, de los granos y de las proteínas que comprenden la otra mitad, según el sitio web KidsHealth. Un pequeño círculo a la derecha del plato representa lácteos en la dieta. Los alimentos que contienen exceso de grasas y de azúcares deberían convertirse en alimentos ocasionales, sólo agregados a la dieta de vez en cuando.

Crecimiento fuerte y saludable

Los niños tienen importantes necesidades dietéticas diarias para apoyar el continuo crecimiento y el desarrollo físico. Los alimentos que contienen vitaminas, minerales, hidratos de carbono complejos y proteínas proporcionarán los nutrientes necesarios para el crecimiento y el desarrollo. La Academia Americana de Pediatría recomienda que los niños coman por lo menos cinco frutas y verduras al día.

Desarrollo del cerebro

Los niños que comen una dieta saludable también reciben beneficios directos de desarrollo del cerebro, según el asociado de investigación Marc Goodman-Bryan con el The Urban Child Institute. Por ejemplo, si un niño no recibe la ingesta adecuada de yodo y hierro, puede experimentar retrasos cognitivos y retrasos en el desarrollo motriz. Un niño cuya dieta es deficiente en el ácido graso esencial (DHA, por sus siglas en inglés) podría sufrir retrasos en el aprendizaje y en el desarrollo.

Evitar problemas de salud

Comer alimentos saludables también puede reducir los problemas de salud que enfrentan los niños. Los niños a los que se les proporciona alimentos saludables regularmente pueden experimentar menos caries. Muchos de los problemas crónicos de salud, como la obesidad, las enfermedades del corazón, la presión arterial alta, la diabetes y el cáncer, tienen raíces que se remontan a una dieta infantil poco saludable. Cuando los niños empiezan la vida con alimentos enteros y sanos, pueden evitar muchos problemas de salud que pueden afectarlos en la infancia y en la edad adulta.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por erick montesdeoca