Beneficios de cocinar con niños

Cocinar le ofrece a los niños una variedad de experiencias de aprendizaje. Es una manera práctica de enseñarles las habilidades básicas para la vida, así como las habilidades académicas que implican la lectura, ciencias y matemáticas. El tiempo que pasan juntos en la cocina también fomenta la interacción y la comunicación entre padres e hijos. Toda la familia se beneficia de las comidas saludables, un sentido de logro compartido y el disfrute de la compañía del otro.

Construye autoestima

Cocinar puede impulsar la autoestima de un niño. Ayuda a tu hijo a enfrentar la tarea. Deja que te ayude a preparar la comida para la familia, lo cual lo hará sentirse importante porque ha aportado algo. Trabaja junto con a él como parte de un equipo. Muéstrale cómo el esfuerzo conjunto de más de un individuo puede producir mejores resultados. Debido a que cocinar le da al niño un sentido de responsabilidad, hazle cumplidos y alaba sus esfuerzos. Preparar comidas juntos proporciona un tiempo de calidad en familia que lleva a la unión, lo que ayuda a aumentar su autoestima.

Usa la imaginación

Anima a tu hijo a usar su imaginación para expresarse en la cocina. Esto le da la oportunidad de experimentar y mejorar sus habilidades para resolver problemas. Déjalo que mezcle recetas y sustituya ingredientes diferentes. Las recetas que muestran ingredientes opcionales son otra forma de experimentar. A pesar de que las cosas pueden ser un poco desordenadas cuando trabajan las pequeñas manos, vale la pena ver a un niño orgulloso, seguro de mostrar sus logros culinarios.

Experiencias sensoriales

Los niños, en especial los niños muy pequeños, dependen de sus sentidos para explorar el mundo. Cocinar le ofrece oportunidades a los niños para que utilicen los sentidos de la vista, oído, olfato, tacto y gusto. Trabajar con alimentos le permite concentrarse en sus sentidos tanto de forma individual como colectiva. Cocinar le enseña a un niño a usar sus ojos, oídos, nariz, piel y lengua para observar las cosas. Además, los niños pueden mejorar sus habilidades de motricidad fina al ayudar en la cocina.

Mejora las habilidades matemáticas y científicas

Aumenta el entusiasmo de tu hijo hacia la ciencia y las matemáticas a través de la cocina. Según la escritora y consultora educativa Ellen Booth Church, experimentar con recetas le ofrece a los niños la experiencia práctica y manual cuando se trata de hacer observaciones y predecir cambios. Seguir los pasos de una receta implica habilidades de lectura y de secuencia. La matemática también juega un papel al contar y medir ingredientes.

Más galerías de fotos



Escrito por amber keefer | Traducido por mary gomez