Beneficios de la baya de goji

La baya de goji, Lycium barbarum, es originaria de los valles del Himalaya del Tíbet y ha sido utilizada durante miles de años en Asia para ayudar a tratar los problemas con los pulmones, los riñones y el hígado, así como reforzar el sistema inmunológico. La investigación moderna también ha descubierto que las bayas rojas y amargas pueden ser útiles en el tratamiento de ciertas condiciones, pero faltan pruebas clínicas de alta calidad, según Drugs.com. Las bayas de goji se consideran relativamente seguras para ingerir, pero se recomienda que consultes a un profesional de la salud calificado antes de tomarlas como una medicina.

La baya de goji

La baya de goji se conoce por una variedad de nombres, incluyendo lycium fruit y Chinese boxthorn. En China, se utiliza en numerosas fórmulas a base de hierbas, en particular para los problemas oculares y se conoce como gou qi zi. La baya contiene varios componentes beneficiosos, como antioxidantes, vitaminas del complejo B y aminoácidos, que ayudan a reducir la cantidad de radicales libres, las moléculas nocivas en el cuerpo que pueden causar daño celular o muerte celular. La baya de goji también contiene más vitamina C que los cítricos. Tiene cantidades significativas de otros nutrientes vitales, también, incluyendo calcio, potasio, hierro, zinc, selenio y riboflavina, de acuerdo con Drugs.com.

Beneficios tradicionales

En la medicina tradicional china, la baya de goji se utiliza para tratar los problemas relacionados con los pulmones, los riñones y los meridianos del hígado (los canales que recorren el cuerpo, de acuerdo con la teoría de la medicina china tradicional). Las enfermedades comunes tradicionalmente tratadas con goji incluyen tos, mareos, visión borrosa y otros problemas de la visión, así como dolor en la zona lumbar y rodillas, según el sitio web Acupuncture Today. También se utiliza para ayudar a prevenir la diabetes, hiperlipidemia, cáncer, hepatitis, trastornos del sistema inmune, la trombosis y la infertilidad masculina.

La investigación moderna

La mayoría de las pruebas clínicas con la baya de goji se han realizado en ratas y otros animales, pero los resultados han demostrado ser prometedores, sobre todo para problemas de visión. Un estudio, por ejemplo, publicado en 2012 en "Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine", encontró que los altos niveles de taurina en las bayas de goji pueden ayudar a prevenir la retinopatía diabética, una enfermedad ocular causada por el exceso de glucosa en el cuerpo. Los antioxidantes en las bayas de goji también pueden proporcionar beneficios de anti-envejecimiento, protegiendo el cerebro, el hígado y el corazón. La investigación ha demostrado que el goji puede ayudar a tratar o prevenir la diabetes y el cáncer, así como estimular el sistema inmune, proteger el hígado de la toxicidad y ayudar a evitar problemas con el sistema nervioso central, tales como apoplejía.

Uso adecuado

Las bayas de goji típicamente se venden secas o crudas, pero también están disponibles en forma de polvo, en extractos, tinturas e infusiones. En China, los frutos secos o crudos se hacen comúnmente en un té o se utilizan como guarnición de sopas. La dosis exacta depende del problema que se esté tratando, pero Acupuncture Today informa que la mayoría de los herbolarios recomiendan consumir entre 5 a 10 gramos al día de los frutos secos. De acuerdo con Drugs.com, tomar 15 gramos de bayas al día aumenta los niveles de zeaxantina, un carotenoide que puede ayudar a proteger la retina del ojo en los seres humanos. Si estás planeando usar las bayas de goji para tratar una enfermedad específica, consulta a un profesional calificado de la salud antes de tomarlas en cualquier forma, especialmente si estás tomando otros medicamentos.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon branch | Traducido por gabriela nungaray