¿Algún beneficio al comer hamburguesas?

Tu hamburguesa favorita puede calificar como carne magra, pero sólo si eliges carne molida que sea magra al menos en un 90% y no añadas grasas adicionales. Evita los métodos de cocción que necesitan grasa, como el freído en sartén, y no uses mayonesa o quesos grasos. Una vez que hayas dominado la preparación de una hamburguesa magra, podrás disfrutar de sus beneficios. La hamburguesa es una buena fuente de proteínas, hierro y vitaminas del complejo B que refuerzan la capacidad del hierro para mantenerte con energía.

Abundancia de proteínas

De acuerdo con el Food and Nutrition Board del Institute of Medicine, las mujeres deben consumir 46 gramos de proteína al día, mientras que los hombres necesitan 56 gramos. Obtendrás 22 gramos de proteína de alta calidad y 184 calorías de una porción de 3 onzas (85 gramos) de hamburguesa asada a la parrilla. Los requisitos del United States Department of Agriculture (USDA) para la carne magra especifican que una ración debe tener menos de 10 gramos de grasa total, 4,5 gramos o menos de grasa saturada y no más de 95 miligramos de colesterol. La carne molida etiquetada como 90% magra cumple con estas especificaciones, pero la carne con un mayor porcentaje de grasa no es magra.

Aumento de la energía con el hierro

Un gran porcentaje del hierro de tu organismo se encuentra en los glóbulos rojos, donde ayuda a transportar el oxígeno desde tus pulmones hasta los tejidos de todo el cuerpo. También es parte componente de las enzimas que son esenciales para la producción de energía. La ventaja de obtener hierro de las hamburguesas es que estas contienen hierro hemo, que tu cuerpo absorbe fácilmente. Una porción de 3 onzas de hamburguesa asada proporciona 2,3 miligramos de hierro. Los hombres y las mujeres posmenopáusicas sólo necesitan 8 miligramos de hierro al día. Las mujeres premenopáusicas deben consumir 18 miligramos al día debido a la pérdida de sangre durante la menstruación, que agota el hierro. Durante el embarazo las necesidades de hierro aumentan a 27 miligramos, para sustentar a la mamá y al bebé.

Glóbulos rojos sanos con B-12

El hierro no tiene mucho éxito para llevar el oxígeno cuando los glóbulos rojos no son saludables. La falta de vitamina B-12 impacta el desarrollo de los glóbulos rojos. Cuando no obtienes la suficiente en tu dieta, la síntesis de ADN se altera, lo que da como resultado glóbulos rojos inmaduros que no contienen suficiente hemoglobina. Dado que la hemoglobina es la parte de los glóbulos rojos que contiene hierro, los bajos niveles sanguíneos de vitamina B-12 pueden causar anemia megaloblástica, de acuerdo con el Linus Pauling Institute. Puedes obtener 2 microgramos de vitamina B-12, el 83% de la cantidad diaria recomendada, en una porción de 3 onzas de hamburguesa.

Vitamina B-6 para más refuerzo

Un segundo nutriente que refuerza al hierro y las células rojas saludables es la vitamina B-6. Esta vitamina forma una coenzima que es esencial para la síntesis del grupo hemo en la hemoglobina. Las enzimas dependientes de la vitamina B-6 también afectan la capacidad de la hemoglobina para recoger y liberar oxígeno, de acuerdo con el Linus Pauling Institute. Una porción de 3 onzas de hamburguesa asada ofrece 0,34 miligramos de vitamina B-6, el 26% del consumo diario recomendado.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por josé antonio palafox