Becas de fútbol americano universitario de División 2

A 2014, los entrenadores de fútbol americano de División II están limitados a 36 becas. De acuerdo con "Standard Times", un equipo necesita alrededor de 75 a 100 jugadores para ser competitivos en un nivel de División II, por lo que la oferta es muy inferior a la demanda. Como resultado, los entrenadores de División II sólo ofrecen becas parciales a la mayoría de los reclutados. Muchos jugadores de la División II complementan las becas deportivas con becas académicas u otras subvenciones.

Divisiones de la NCAA

Alrededor de 150 escuelas de la National Collegiate Athletic Association presentaron equipos de fútbol americano en la División II al comenzar la temporada 2014. En general, el nivel de talento se corta debajo de la División I, pero decenas de jugadores de la División II han llegado a la National Football League, ​​incluyendo el receptor abierto Clyde Gates de los New York Jets y el corredor Michael Hill de los Green Bay Packers. Los equipos de la División I pueden tener 85 jugadores con becas completas y los equipos de la División III no están autorizados a ofrecer becas deportivas en absoluto.

Dividir el pastel

Repartir los segmentos de las 36 becas es un trabajo difícil para los entrenadores. "Evaluamos cada posición para que tengamos equilibrio", dijo el entrenador de fútbol americano de Angelo State, Will Wagner, a "Standard Times". A los estudiantes de primer año usualmente se les ofrece una beca equivalente al 25 a 50 por ciento de una beca completa. Las becas académicas y las subvenciones federales Pell, basadas en la necesidad económica, a menudo complementan las becas deportivas. Dado que las becas deportivas se otorgan en una base anual, un jugador que no se desempeña bien o se lesiona puede no tener suerte en la siguiente temporada. Las becas completas en las escuelas de la División II generalmente están reservados para los jugadores con talento que son transferidos de los programas de la División I.

Superar el corte

Los equipos de División II buscan jugadores talentosos, fuertes y rápidos al igual que las escuelas de la División I; sus estándares son un poco menos exigentes. De acuerdo con la National Collegiate Sports Association, el mariscal de campo típico de la División II es de 6 pies y 2 pulgadas, corre 40 metros en 4,8 segundos, realiza pres de banca (bench presses) con 225 libras y realiza sentadillas (squats) con 345 libras. Los aspirantes a mariscal de campo promedio de la División I llegan con 6 pies y 3 pulgadas, pueden correr las 40 en 4,6 segundos, hacen pres de banca (bench presses) con 260 y realizan sentadillas (squats) con 426 libras.

Diamantes en bruto

"Los planteles de la División II están llenos de jugadores que les lleva un tiempo desarrollarse" dijo el entrenador Wagner a "Standard Times". Intentar encontrar esas joyas ocultas que se convierten en jugadores sobresalientes es todo un arte. Los entrenadores División II suelen buscar niños versátiles que jugaron varios deportes en la escuela secundaria y podrían desarrollarse cuando se concentren sólo en el fútbol americano. La velocidad y la agilidad son tenidos muy en cuenta. El reclutamiento de niños con buen carácter es esencial. Incluso es considerado el tamaño de los padres de un reclutado. Si los padres son altos, podría indicar que un chico de secundaria tiene más para desarrollarse físicamente durante sus años universitarios.

Más galerías de fotos



Escrito por jim thomas | Traducido por mariano abrach