¿Qué bebidas pueden ingerir los diabéticos?

Escrito por Jeffrey Traister | Traducido por Pattricia Patino
Los diabéticos deben tomar una variedad de bebidas que no incrementen el nivel de azúcar en la sangre.
Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images

La diabetes se desarrolla cuando el páncreas no produce suficiente cantidad de insulina o las células en los músculos, el hígado y la grasa no utilizan correctamente la insulina lo que da como resultado un alto nivel de azúcar en la sangre. La insulina es una hormona que transporta el azúcar de la sangre a los músculos. Si sufres de diabetes necesitas elegir bebidas que no vayan a causar un incremento del azúcar en la sangre.

Agua

El agua destilada te puede ayudar a calmar la sed y prevenir enfermedades relacionadas con el envejecimiento asociadas a la diabetes.
glass of water image by Bube from Fotolia.com

La mayor parte del cuerpo está compuesta por agua. Un error común es el concepto de que el cuerpo necesita de ocho vasos de agua al día para un total de 64oz. De acuerdo al reporte de “Scientific American” del 2009, ésta teoría fue presentada en 1945 por the Food and Nutrition Board, que ahora hace parte de la National Academy of Sciences Institute of Medicine. En el 2004, the Food and Nutrition Board (Comité sobre Comida y Nutrición) reevaluó la cantidad necesaria de agua que un cuerpo necesita y concluyó que la mayoría de las personas saludables pueden satisfacer sus necesidades diarias de hidratación bebiendo cuando tengan sed. El agua no contiene calorías o azúcares y es la bebida ideal para ti si eres un diabético. Sin embargo, el agua puede contener químicos dependiendo de la fuente y el sistema de purificación. El agua destilada puede remover estas impurezas. De acuerdo con Diabetes Health, el agua destilada puede ayudar a prevenir el envejecimiento prematuro y la aparición temprana de los problemas relacionados con la diabetes tales como los que afectan el sistema nervioso, los trastornos vasculares y de las articulaciones.

Té verde

El té verde puede reducir el riesgo de una enfermedad cardiovascular.
green tea image by Maria Brzostowska from Fotolia.com

El té verde es una de las bebidas más populares en el mundo entero. El té verde está hecho de hojas sin fermentar y es una fuente rica de poderosos antioxidantes llamados polifenoles que pueden reducir el colesterol en la sangre, prevenir la aterosclerosis enfermedad de la arteria coronaria y el cáncer además de controlar los niveles de azúcar en la sangre en la diabetes, según la University of Maryland Medical Center. La investigación hecha por P.V. Anandh Babu publicada en "Clinical and Experimental Pharmacology and Physiology" (Farmacología y Fisiología Clínica y Experimental) en el 2006 encontró que el té verde puede reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular en la diabetes y mejorar significativamente el colesterol y el metabolismo de las grasas. El consumo de té verde también puede mejorar la enfermedad renal en pacientes diabéticos que tienen presión arterial alta, según una investigación de Perola Ribaldo publicada en el "Journal of Nutrition" (Diario de Nutrición) en el 2009.

Jugos de vegetales

Puedes disfrutar de una variedad de jugos de vegetales incluyendo al jugo de tomate.
tomato juice image by dinostock from Fotolia.com

Los vegetales contienen vitaminas, minerales, antioxidantes y otros nutrientes que pueden mantener la salud y prevenir las enfermedades. Puedes disfrutar de una variedad de jugos de verduras incluyendo el jugo de zanahoria, el jugo de apio y el jugo de tomate. La investigación realizada por JE Upritch publicada en "Diabetes Care" (Cuidado de la Diabetes) en el año 2000 descubrió que el consumo de jugo de tomate aumenta los niveles plasmáticos de licopeno (un antioxidante) al 300%, resultando en una mejora del colesterol-LDL y reduce el riesgo de un ataque cardiaco en pacientes con diabetes tipo 2.