¿Las bebidas gasificadas disminuyen el calcio?

Las bebidas gasificadas vienen en muchas formas, como agua de seltz y refrescos. Muchos médicos y dentistas advierten sobre beberlas en grandes cantidades debido a los ingredientes que contienen. Además, durante mucho tiempo ha existido la creencia de que las bebidas gasificadas pueden disminuir los niveles de calcio en el cuerpo, debilitando los huesos e incrementando el riesgo de quebraduras o condiciones crónicas como la osteoporosis. No obstante, estas preocupaciones son mayormente infundadas.

Creencia popular

Una creencia sostenida por mucho tiempo es que las bebidas gasificadas le quitan el calcio al cuerpo. Otra creencia es que la cafeína en determinadas bebidas también evita que se absorba el calcio adecuadamente en el cuerpo y los huesos. Sin embargo, la investigación no ha respaldado ninguna de estas afirmaciones.

Efectos confirmados

La investigación actual ha disminuido enormemente los efectos percibidos de las bebidas gasificadas sobre los niveles de calcio. Según Go Ask Alice!, la investigación ha encontrado poca relación, si es que la hay, entre el fósforo hallado en las bebidas gasificadas y la disminución del calcio en el cuerpo. Se cree que un culpable mucho más influyente son las grandes cantidades de azúcar que contienen estas bebidas.

Reemplazo del calcio

Una de las formas en que el consumo de las bebidas gasificadas puede reducir los niveles de calcio en tu cuerpo es si permites que esas bebidas reemplacen bebidas que contienen calcio, como la leche. La leche es elevada en calcio, y ésta junto con otras bebidas fortificadas con calcio pueden ser muy beneficiosas para los huesos. Las bebidas gasificadas suelen considerarse poco sanas debido al azúcar y sodio que contienen. Limita tu consumo e ingiere varias porciones de alimentos ricos en calcio todos los días.

Consideraciones

Si bebes bebidas gasificadas y te preocupa tu ingesta corporal de calcio, tomar suplementos de calcio diariamente puede reforzar la salud de tu cuerpo y mejorar la fuerza y densidad ósea. Toma calcio en dosis de 500 a 600 miligramos, dividiendo múltiples dosis en el transcurso del día. El cuerpo no absorbe dosis más grandes de forma eficaz. Habla con tu médico de antemano para asegurarte de que los suplementos de calcio no interactúen de manera adversa con otros medicamentos o condiciones médicas.

Más galerías de fotos



Escrito por hannah rose | Traducido por laura guilleron