¿Las bebidas energizantes causan hipertensión arterial?

Muchas bebidas energizantes tienen altas cantidades de cafeína y otros ingredientes que pueden causar un aumento temporal de la presión arterial. A diferencia del café, con el que la mayoría de la gente no se excede, las bebidas energizantes a veces se consumen con frecuencia y en grandes cantidades. Esto puede mantener tu presión arterial alta. "Los tragos energizantes ofrecen una dosis de cafeína muy concentrada, lo cual hace que sea difícil detenerse cuando sientes que has bebido demasiado", dice Joy Bauer, editor de nutrición y salud de "Today Show" de la NBC.

Cafeína y presión arterial

La cantidad de cafeína en una bebida energizante varía desde 75 hasta 400 mg, según el Dr. Steven E. Lipshulz, jefe de pediatría de la University of Miami School of Medicine. Sólo 200 mg de cafeína pueden causar un aumento de 14 puntos en tu presión sistólica, o el número superior en una lectura, y un aumento de 13 puntos en la presión diastólica, el número inferior en una lectura. La mayoría de las personas a las que le gustan las bebidas energizantes las beben más rápidamente que otras bebidas, según la University of Southern California. También las beben con más frecuencia. El aumento del consumo, junto con las etiquetas de advertencia incompletas sobre estos productos pueden conducir a una sobredosis de cafeína, según la University of Southern California.

Otros ingredientes de bebidas energizantes

Además de cafeína, las bebidas energizantes contienen hierbas y suplementos que no están regulados por la U.S. Food and Drug Administration. Según la University of North Texas, tanto el ginseng como el guaraná, aditivos típicos de las bebidas energizantes, pueden aumentar tu presión arterial. En altas dosis, la yohimbina también puede aumentar la frecuencia cardíaca y la presión arterial. Poca o ninguna investigación se ha realizado sobre la interacción de estos suplementos con la cafeína.

Niños y adolescentes

La American Pediatric Association en 2011 emitió una advertencia de que los niños y adolescentes no deben consumir bebidas energizantes debido al efecto de la cafeína en su ritmo cardíaco, presión arterial y otras funciones corporales. En un artículo de marzo de 2011 de la revista "Pediatrics", Sara Seifert, una investigadora de la University of Miami Leonard M. Miller School of Medicine, escribió que los menores de 19 años representaron casi la mitad de todos los casos de sobredosis de cafeína reportados en 2007. Los adolescentes y adultos jóvenes consumen entre 30 y 50 por ciento de las bebidas energizantes que se venden en Estados Unidos. La FDA limita la cantidad de cafeína en los refrescos, pero no en las bebidas energéticas, que son consideradas suplementos y no comida.

Advertencias

Si tienes hipertensión arterial, abstente de beber las bebidas, o limita su consumo. Ten en cuenta que la cafeína y otros ingredientes de las bebidas pueden interactuar con los broncodilatadores si tienes asma o una enfermedad pulmonar obstructiva crónica. También evita la cafeína si estás tomando ciprofloxacina, un antibiótico, o clozapin, un medicamento que a veces se usa para tratar la esquizofrenia. Consulta con tu médico para asegurarte de que está bien para ti tomar bebidas energizantes. Lee las etiquetas de advertencia en las bebidas energizantes, y no superes los niveles de consumo recomendados. Al leer las etiquetas de ingredientes, ten en cuenta que los niveles de cafeína a menudo se enumeran por porción, con varias porciones en cada lata.

Más galerías de fotos



Escrito por sydney hornby, m.d. | Traducido por mariano abrach