¿Las bebidas energéticas son malas para tu hígado?

Tu hígado es el método principal que tiene tu cuerpo para filtrar las toxinas y otros materiales de desecho de la sangre y ayuda a otros órganos, como los riñones y la vejiga, en la eliminación de estos residuos. Las bebidas energizantes se comercializan como un medio para aumentar tu atención o concentración, pero beber estas bebidas en exceso en realidad puede hacer más daño que bien, sobre todo en los términos de tu hígado y riñones.

Función hepática

De acuerdo con Google, el hígado se encarga de filtrar los desechos de la sangre, además de ayudar al cuerpo a absorber los nutrientes de los alimentos digeridos que consumes a diario. Sin tu hígado, no serías capaz de lograr estos procesos internos y quedarías desnutrido y no podrías excretar los productos de desecho dañinos. Mantener un hígado sano es esencial para tu salud y para mantenerte con vida.

Efectos sobre el hígado

Si bien consumir bebidas energéticas no dañará tu hígado inmediatamente, el consumo prolongado de ciertos ingredientes en las bebidas energéticas populares puede tener efectos negativos a largo plazo sobre el hígado. Por ejemplo, muchas bebidas energéticas contienen productos concentrados a base de hierbas, como kava kava o taurina. Un exceso de cualquiera de estos suplementos a base de hierbas puede producir daño en el hígado o insuficiencia hepática, de acuerdo con University of Michigan Health System (el Sistema de Salud de la Universidad de Michigan). Por ejemplo, el consumo de grandes cantidades de taurina puede dar lugar a complicaciones en personas con diabetes tipo 2.

Consideraciones

Las bebidas energéticas, cuando se usan según las instrucciones, o al menos con moderación, por lo general presentan poco o ningún riesgo para la salud. Sin embargo, el consumo excesivo puede conducir a una multitud de problemas médicos, como las caries dentales, disfunción renal y problemas hepáticos. Uno de los efectos secundarios más graves es la incapacidad del cuerpo para percibir cuán intoxicado te vuelves cuando tomas bebidas energéticas mezcladas con alcohol. Esta incapacidad puede causar un mayor riesgo de daño al hígado mientras bebes más alcohol.

Tratamiento

Si comienzas a sentir dolor en el abdomen o experimentas decoloración de la piel después de tomar bebidas energéticas, detente y busca atención médica inmediatamente, esto puede ser un signo de daño hepático. El médico puede prescribir medicamentos para ayudar a aliviar tus síntomas con el tiempo, pero muchas enfermedades hepáticas requieren una estancia en el hospital para obtener mejores resultados.

Más galerías de fotos



Escrito por adam fonseca | Traducido por barbara obregon