¿Las bebidas deportivas ayudan en hiponatremia?

A menudo estamos bombardeados con advertencias acerca de la deshidratación durante el ejercicio, por lo que es fácil olvidar que podemos sobrehidratarnos durante o después de un entrenamiento. Si tomas demasiados líquidos, las células se hinchan, provocando hiponatremia. Las bebidas deportivas contienen electrolitos para ayudar a equilibrar la ingesta de líquidos, pero pueden no ser la mejor respuesta para prevenir la hiponatremia.

Niveles de sodio e hiponatremia

Los rangos de niveles normales de sodio son de entre 135 y 145 miliequivalentes por litro, informa MayoClinic.com. Cuando este número cae por debajo de 135, se produce hiponatremia. Las células se hinchan con el exceso de líquido y se presentan síntomas tales como confusión, convulsiones, dolor de cabeza, fatiga, náuseas, debilidad muscular y espasmos, pérdida de apetito y agitación. Te pones en riesgo si tomas demasiados líquidos durante los entrenamientos o pierdes sodio a través del sudor, especialmente durante el ejercicio en condiciones cálidas y húmedas. Ciertas enfermedades crónicas y medicamentos también pueden causar hiponatremia, incluyendo problemas con los riñones, insuficiencia cardíaca congestiva, cambios hormonales y diuréticos.

Bebidas deportivas

El American College of Sports Medicine recomienda consumir bebidas deportivas si estás participando en un entrenamiento de resistencia que dura más de una hora. Las bebidas deportivas ayudan a reemplazar los electrolitos perdidos a través del sudor. Ayudan a prevenir la hiponatremia, pero no eliminan el riesgo por completo. Al igual que con el agua, te puedes sobrehidratar con estas bebidas, aunque contienen algo de sodio, es menos de lo que hay en la sangre.

Investigación

Un estudio de 2005 en el "New England Journal of Medicine" tomó muestras de sangre de 488 corredores de maratón de Boston. De ellos, 13% sufrió hiponatremia. La razón se atribuye a beber demasiados líquidos; un tiempo más lento de carrera, que permite beber más, y el índice de masa corporal bajo. Si los corredores bebían agua o bebidas deportivas haría ninguna diferencia en el riesgo de desarrollar la condición. Una carta de 2006 en el "British Journal of Sports Medicine", citó varios estudios en los que los atletas agotan sus concentraciones de sodio, independientemente de si bebieron agua o bebidas deportivas. Esta baja de sodio puede conducir eventualmente a la hiponatremia.

Cómo prevenir la hiponatremia

Evita perder demasiado peso durante el ejercicio. Si no pierdes peso, entonces te mantienes hidratado y será menos probable beber demasiada cantidad después. Opta por las tabletas de sal durante un evento de resistencia, que equilibre el agua que bebes y así prevenir la hiponatremia. De lo contrario, consume un bocadillo salado, como pretzels, cuando te estás hidratando antes y después de un entrenamiento. Evita los fármacos antiinflamatorios no esteroideos, tales como la aspirina y el ibuprofeno. Estos medicamentos interfieren con la función renal, que te pone en mayor riesgo de hiponatremia, según la Rice University.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle fisk | Traducido por ana laura nafarrate