Los bebés y la seguridad en las embarcaciones

La Guardia Costera de los Estados Unidos no recomienda llevar a un bebé a bordo de un barco hasta que no pese por lo menos 18 libras (8.16 kg).

La Guardia Costera de los Estados Unidos no recomienda llevar a un bebé a bordo de un barco hasta que no pese por lo menos 18 libras (8.16 kg).

Para muchas familias, el navegar en bote es un pasatiempo favorito en el que los padres están dispuestos a disfrutar con sus hijos. Pero tener un bebé a bordo de un barco requiere ciertas precauciones para garantizar la seguridad de un pasajero tan vulnerable. El agua, el movimiento y el sol, todo plantea riesgos para el bebé, así que asegúrate de que sabes cómo protegerlo adecuadamente antes de planificar una excursión en bote.

Escoger un salvavidas

Aunque no todos los estados requieren que los niños usen chalecos salvavidas, un dispositivo de flotación personal (persona floating device) o PFD (por sus siglas en inglés), es absolutamente esencial para protegerlo a bordo de un barco. Elige un PFD Tipo II que coincida con el rango de su peso y que tenga una correa en la entrepierna para mantener el chaleco arriba. Busca una etiqueta que diga "Aprobado para su uso en embarcaciones de recreo y barcos comerciales y no inspeccionados que no transportan pasajeros por contrato, por personas que pesen __ lbs.," O algo similar. Nunca utilice flotadores, brazaletes o juguetes inflables para el agua en lugar de un PFD correctamente ajustado.

Prueba el salvavidas

La Agencia de Recursos de Vida Silvestre de Tennessee (Tennessee Wildlife Resources Agency) recomienda probar el ajuste del PFD de tu bebé, levantándolo con los hombros del chaleco. Sus orejas y barbilla no deben deslizarse a través del agujero del cuello. Antes de abordar el barco, prueba el PFD en el agua asegurando al niño al chaleco y entrando en el agua con él. El PFD debe mantenerle la cara hacia arriba cuando está flotando solo.

Bebés pequeños

La Guardia Costera de los Estados Unidos recomienda no llevar a niños de menos de 18 libras (8.16 kg) en un bote. Los PFD para bebés pequeños pueden no ajustarse correctamente o no funcionar como se supone dentro del agua. Si tiene que llevarlo a bordo, asegúrate de probar su chaleco salvavidas, tanto dentro como fuera del agua con tiempo para asegurarte de que no se deslice a través del agujero del cuello y que la cabeza se mantendrá por encima del agua cuando esté flotando libremente.

Protección contra el sol

Los niños son especialmente vulnerables a las quemaduras de sol en mar abierto, a fin de mantenerlo tan protegido como sea posible usando un sombrero de ala ancha con una correa en la barbilla y la ropa con protección UV. Usa bloqueador solar si tiene la edad suficiente. Si la embarcación dispone de un toldo, mantén a tu bebé bajo su sombra lo más posible. El puede deshidratarse con facilidad por el sol y el calor, así que trae muchos líquidos a bordo y ofrécele con frecuencia.

Consideraciones

Los bebés deben estar bajo supervisión constante de un adulto en el bote y en el muelle, y los adultos deben usar chalecos salvavidas bien ajustados, este necesita que tú estés seguro con el fin de que lo protejas. Cualquiera que lo vigile o conduzca el barco debe abstenerse de beber alcohol. Nunca lo dejes dentro de su asiento en el bote, ya que se hundiría rápidamente en caso de un accidente. Siempre sosténlo bien cuando el barco se esté moviendo. Si usted está en un bote de motor, recuérdale al conductor que tome las olas lentamente para mantener la conducción suave, una súbita sacudida al tomar aguas accidentadas rápidamente le puede romper la cabeza a un bebé.

Más galerías de fotos



Escrito por kristen fisher | Traducido por francisco roca