Bebés y jarabe de maíz

El jarabe de maíz, una sustancia azucarada y espesa usada para cocinar, no es parte normal de la dieta de un bebé. De hecho, los bebés en general deben evitar los productos que lo contengan ya que sólo aporta calorías vacías en forma de azúcar. Sin embargo, el jarabe de maíz a veces es usado como medicamento para tratar el estreñimiento de los bebés, pero sólo debería ser usado bajo el consejo de un médico.

Dosis

Los padres no deben darle al bebé jarabe de maíz sin antes consultarlo con un médico. DrHull.com afirma que 2 cucharadas de jarabe de maíz en cada biberón durante varias comidas podrían mejorar el estreñimiento. Es importante usarlo dentro de un biberón de fórmula y no dárselo directamente al bebé.

Efectos

Luego de varias dosis, el bebé es probable que tenga movimientos intestinales más frecuentes y heces más blandas. La razón de este efecto es el alto nivel de azúcar presente en el jarabe. El sistema digestivo sólo puede procesar una parte del azúcar. Combinada con los azúcares de la fórmula, el sistema digestivo del bebé se verá sobrecargado. Esto dará como resultado que pase mucha azúcar a través del colon, lo que producirá heces más blandas.

Advertencias

El jarabe de maíz, al igual que la miel, puede contener esporas de la bacteria Clostridium botulinu,. KidsHealth.org explica que estas esporas a menudo están presentes en los alimentos enlatados, pero casi cualqueir alimento puede estar contaminado a través de la suciedad y el polvo. Un bebé que consume estas esporas puede desarrollar una enfermedad grave llamada botulismo. Los síntomas de esta infección bacteriana son estreñimiento, falta de apetito, llanto débil, reducción de los movimientos, debilitamiento muscular y problemas respiratorios. El botulismo se puede tratar, pero puede ser muy grave cuando afecta a los bebés.

Consideraciones

Los bebés que reciben jarabe de maíz para mejorar el estreñimiento necesitarán que el mismo se retire gradualmente. Darle al niño otras bebidas o alimentos azucarados puede producirle más diarrea, que puede estar acompañada de dolores abdominales. Otros ejemplos de alimentos azucarados son las manzanas y las ciruelas pasas. DrHull.com explica que estos son ricos en sorbitol, un tipo de azúcar que pasa a través del cuerpo hacia el colon y atrae más líquido hacia la materia fecal. Darle al bebé demasiado azúcar puede producir un malestar innecesario. La sustancia azucarada también puede hacer que el bebé se sienta satisfecho demasiado rápido sin darle la adecuada nutrición, sugiere Mary Silva, una dietista registrada y colaboradora de DrSpock.com.

Alternativas del jarabe de maíz

Hay varios métodos para aliviar el estreñimiento en un bebé sin el uso de jarabe de maíz. Se recomienda aumentar la ingesta de agua, agregar jugo de frutas a la dieta del bebé y ofrecerle alimentos ricos en fibra, en el caso de los bebés que ya comen sólidos. Sólo 2 a 4 onzas de agua pueden ser suficientes para ablandar las heces de un bebé. Las manzanas, el jugo de manzana, de ciruela o de pera pueden servir para agregar más líquidos al colon ya que sus azúcares no se digieren completamente. El estreñimiento moderado o persistente puede requerir un supositorio rectal o enema. Los cuidadores deben discutir estas opciones con un médico cuando el bebé haya pasado tres o más días sin mover el intestino o tiene molestias.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah harding | Traducido por paula santa cruz