Beber vino y pérdida de peso

Todas las bebidas alcohólicas contienen calorías y los vinos (rojo, blanco, brillantes y de postre) no son la excepción. Si estás tratando de perder peso, necesitas tomar en cuenta el vino que bebes. Dependiendo del número de copas que bebes por día y de otros factores de la dieta, es posible que aún tengas que reducir su consumo.

Las calorías y la pérdida de peso

Para bajar de peso, según Mayo Clinic, debes quemar más calorías de las que consumes cada día. Tu cuerpo quema una cierta cantidad de calorías cada día por medio de actividades metabólicas, y cualquier ejercicio que haces como agregado quemará más calorías. Perderás aproximadamente una libra de peso por cada 3.500 calorías que quemes en exceso de lo que tomaste. Muchas personas que están tratando de perder peso cuentan las calorías de los alimentos de esta manera, pero se olvidan de tomar en cuenta las calorías de sus bebidas. La leche y el jugo contienen calorías adicionales que pueden interrumpir la pérdida de peso. Como las personas suelen consumir bebidas alcohólicas (como el vino) para el ocio y no con las comidas, a veces ni siquiera se les ocurre pensar en las calorías que contienen. Esto es un error, ya que las bebidas alcohólicas a menudo contienen una gran cantidad de calorías.

Vino tinto versus vino blanco

Un gramo de alcohol puro contiene siete calorías. Un copa de vino tinto de cinco onzas, por lo general, contiene algunas calorías más que el vino blanco (125 calorías en comparación con 121). Esto se debe a que los vinos tintos suelen contener algo más de alcohol que los vinos blancos, aunque no mucho más. Las calorías pueden variar según la marca y el tipo de vino.

Las fuentes de calorías en el vino

Puede ser difícil determinar con exactitud la cantidad de calorías en un vaso de vino específico; esta información rara vez se encuentra en las etiquetas de vino. Como las calorías en vino vienen del alcohol y la azúcar, se puede, como regla general, suponer que un vino muy dulce o particularmente fuerte contenga algunas más calorías que la media. Los vinos dulces de postre, por ejemplo, pueden contener un alza de 150 calorías por un vaso de cinco onzas.

Efecto del alcohol sobre el metabolismo

Según Dietitian.com, el alcohol es un estimulante del apetito bien conocido. Como tal, puede acelerar tu metabolismo un poco y ayudar a tu cuerpo a quemar calorías más rápido de lo normal. Esto, a su vez, puede compensar algunas, pero no todas, las calorías adicionales contenidas en las bebidas alcohólicas como el vino. Si bien esto puede sonar muy bien, resulta que si ya tienes un apetito saludable, el apetito como efecto del vino y otras bebidas alcohólicas estimulantes podría hacer que comieras más alimentos de lo normal y, por lo tanto, hacer que aumentes de peso. El hecho de que el alcohol también disminuye las inhibiciones puede agravar el problema, ya que en estado de ebriedad es posible que no te importe tanto la pérdida de peso frente al placer inmediato de comer alimentos.

Compensación de calorías en el vino

A pesar de que beber vino puede estimular tu metabolismo, no se puede depender de este efecto para quemar todas las calorías extra que obtienes a partir del vino, especialmente si bebes varias copas. Si bebes varios vasos al día, debes eliminar algo de tu dieta para compensar las calorías o aumentar la cantidad de ejercicio que haces. Por ejemplo, podrías eliminar las sodas no dietéticas o los jugos ricos en azúcar de tu dieta para compensar las calorías del vino. No es aconsejable eliminar los alimentos sanos y nutritivos en favor del vino. No obstante, si tiendes a comer dulces o meriendas altas en grasa y ricas en calorías, podrías eliminarlos.

Más galerías de fotos



Escrito por timothy banas | Traducido por javier enrique rojahelis busto