Beber leche entera durante el embarazo

Durante el embarazo, tu cuerpo necesita nutrición adicional para apoyar el crecimiento de tu bebé, y la leche entera puede ser una buena manera de satisfacer algunas de esas necesidades. En general, proporciona una gran cantidad de nutrientes y beneficios para la salud a largo plazo. Si bien la leche entera tiene más calorías y grasas saturadas que la leche baja en grasa o descremada, sus beneficios específicos pueden compensar estas desventajas potenciales para algunas mujeres.

Calcio y embarazo

Si tienes 24 años o más, necesitas un total de 1.200 miligramos de calcio por día durante el embarazo, de acuerdo con Cleveland Clinic. Las mujeres embarazadas menores de 24 años necesitan entre 1.200 y 1.500 miligramos al día. Si no consumes suficiente calcio, tu cuerpo puede tomarlo de tus huesos para satisfacer las necesidades de tu bebé. El consumo de cuatro porciones de productos lácteos, como leche, yogur o queso, puede ayudar a satisfacer tus necesidades diarias. La leche entera contiene 276 miligramos de calcio por taza, por lo que puede ser una contribución beneficiosa.

Vitamina D en la leche entera

Generalmente la leche entera es fortificada con vitamina D, un nutriente esencial. Un estudio publicado en "Annals of Neurology" en 2011 encontró que el consumo de productos lácteos con vitamina D durante el embarazo ayuda a reducir el riesgo de esclerosis múltiple en el niño.

Leche fortificada con DHA

Algunas leches enteras en Estados Unidos están fortificadas con DHA, un ácido graso esencial que se incorpora activamente al cerebro del feto durante los últimos meses de embarazo. De acuerdo con un estudio publicado en "American Journal of Clinical Nutrition", el DHA en la dieta de la madre podría impulsar el desarrollo del cerebro del feto y afectar su IQ. Sólo la leche entera y la leche 2 por ciento pueden ser fortificadas con DHA, ya que es parte de su contenido de grasa. Esto puede ser especialmente importante para las mujeres embarazadas que no pueden o no comen mucho pescado, otra fuente alimenticia importante.

Beneficios a largo plazo de la leche

Ya sea que elijas la leche entera o una variedad baja en grasa, consumir cualquier tipo de leche durante el embarazo puede ayudar a asegurar un peso saludable al nacer y podría contribuir a una mayor altura en la edad adulta, según un estudio realizado en el "European Journal of Clinical Nutrition". En el estudio, los niños de madres que bebieron más de 150 mililitros de leche al día, o alrededor de 2/3 de una taza, fueron más altos a los 20 años que los hijos de madres que consumieron menos leche durante el embarazo.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por barbara obregon