¿Beber leche ayuda a perder peso?

Un mito común sobre las dietas es que la leche contiene demasiada grasa y se debe cortar cuando tratas de hacer dieta, de acuerdo con Weight Control Information Network, un servicio de la National Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. En realidad, la leche baja en grasa o sin grasa (junto con otros productos lácteos) ofrece múltiples nutrientes como el calcio, proteínas y vitamina D sin grasa o calorías excesivas saturadas. Incluir leche en tu dieta puede ayudarte a perder peso.

Resultados de la investigación

Varios estudios han relacionado el consumo de leche baja en grasa con la pérdida de peso. Entre ellos se encuentra un estudio publicado en la edición de agosto de 2009 de la "Journal of the American Dietetic Association", en el cual los investigadores del Department of Human Nutrition, Foods and Exercise en VirginiaTech concluyeron que consumir al menos tres porciones de lácteos bajos en grasa puede ayudar a mejorar la calidad de la dieta y manejo de peso en los adultos jóvenes. Curtin University en Australia realizó un estudio que compara la pérdida de peso y de grasa en personas que comían tres porciones de lácteos frente a cinco porciones de lácteos al día. Los resultados, publicados en octubre de 2009, encontraron que la mayor cantidad de productos lácteos consumidos, como leche baja en grasa, queso cottage y yogur, produjo pérdidas de cantidades de peso y grasa significativamente mayores después de 12 semanas. Curtin University confirmó resultados en un estudio previo publicado en "Obesity Research" en abril de 2004. Investigadores de la Universidad de Tennessee encontraron que de los adultos obesos que mantuvieron una dieta baja en calorías durante 24 semanas, los que tomaron la mayor cantidad de calcio a través de los productos lácteos perdieron significativamente más peso que aquellos con una dieta baja en calorías sin mucho calcio en los lácteos.

Consideraciones

La leche descremada contiene menos calorías y más nutrientes que los refrescos, bebidas energéticas y tés endulzados. Debido a su contenido de proteínas, la leche también puede hacer que te sientas más satisfecho que con los refrescos u otros azúcares y bebidas endulzadas de maíz jarabe. Evita leches aromatizadas, que a menudo contienen cantidades significativas de azúcar añadido y, como resultado, calorías.

Usos

Usa leche de 1 por ciento o descremada, ya que contienen poca o ninguna grasa saturada. Use leche como fuente de proteínas para ayudar a aumentar tu sensación de saciedad vertiéndola sobre el cereal o mezclándola en un batido de frutas. La leche descremada también se puede añadir al puré de patatas, sopas y guisos para aumentar la nutrición y sabor sin agregar azúcar y grasas que estimulen el aumento de peso.

Recomendaciones

El Departamento de Agricultura de EE.UU. recomienda que los adultos tomen 3 porciones de 8 onzas (225 gramos) de lácteos al día para apoyar la buena salud. Cuando reduces calorías para bajar de peso, elimina calorías discrecionales primero (tales como azúcares, alcohol y grasas) antes de los alimentos nutritivos como la leche descremada.

Aporte de ejercicio

Durante tu programa de pérdida de peso, la leche puede ayudar a mejorar tus esfuerzos de ejercicio para cambiar tu composición corporal. El consumo de leche en comparación con una bebida de carbohidratos inmediatamente después de ejercicio resultó en un mayor desarrollo de la masa muscular, pérdida de la masa grasa y fibras de fuerza en mujeres después de 12 semanas, concluyeron investigadores de la Universidad McMaster en la revista "Medicine and Science in Sports and Exercise" en junio de 2010. Sus hallazgos confirman resultados similares antes en un estudio que incluyó a hombres.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por daniela laura arjones