¿Por qué beber café es malo para los niños?

Dar de café a los niños pequeños en Estados Unidos es casi un tabú. Sin embargo, con la popularización de las cafeterías y las bebidas de café especiales, cada vez más niños y adolescentes están consumiéndolo. Contrariamente a la creencia popular, el café no impide el crecimiento de un niño, como se pensó en un principio, pero existen muchos otros efectos secundarios negativos en los niños y adolescentes.

Insomnio

Los niños de cinco a 12 años necesitan al menos 11 horas de sueño por día, y los adolescentes necesitan entre nueve a 10. Estos números se ven alcanzables, pero con los horarios agitados y las horas tempranas de levantarse, a veces es imposible. Cada vez más niños están utilizando el café para aumentar sus niveles de energía durante el día, pero esto podría contribuir a la falta de sueño. El café es un estimulante que tiene cinco veces más cafeína por porción que un refresco, y la cafeína puede durar en el cuerpo hasta por ocho horas, lo que contribuye a la pérdida del sueño, lo cual sólo sirve para perpetuar el ciclo. Lo mejor es que los niños y adolescentes eviten el café para aumentar los niveles de energía.

Caries

El café es ácido. Las bebidas ácidas pueden causar daños en la boca debilitando los dientes; esto conduce a una disminución del esmalte dental y un aumento de las caries. Los niños son más propensos a las caries que los adultos, ya que toma años para que el nuevo esmalte se endurezca después de que los dientes de leche se hayan perdido y los dientes permanentes hayan salido. Los niños que beben café tienen más probabilidades que los adultos de tener problemas de salud oral, como caries y pérdida de esmalte.

Disminución del apetito

El café es un estimulante que puede conducir a la disminución del apetito. Los niños en crecimiento necesitan una dieta balanceada que incluya proteínas, cereales integrales, frutas y verduras. Cuando los niños toman café, es probable que el efecto estimulante conduzca a una disminución del apetito y de la nutrición en general.

Pérdida ósea

El café es un diurético, aumenta la producción de orina. El aumento de la orina produce la pérdida de calcio en el cuerpo, lo que puede conducir a la pérdida de masa ósea. Además de ser un diurético, también contiene grandes cantidades de cafeína que filtra el calcio del cuerpo. Por cada 100 mg de cafeína ingerida, se pierden 6 mg de calcio. Para los niños, el calcio es esencial para el crecimiento óseo.

Hiperactividad

El café puede crear una serie de problemas de conducta en los niños, incluyendo hiperactividad, inquietud e incapacidad para concentrarse. Esto es debido a que la cafeína es un estimulante que aumenta la energía y el estado de alerta. Si bien los adultos pueden beneficiarse de este efecto secundario, puede ser perjudicial para los niños en edad escolar que están obligados a prestar atención y permanecer sentados durante la enseñanza en la escuela. Los efectos de la cafeína pueden durar horas (por un día escolar completo) y pueden tener efectos negativos en las relaciones entre los compañeros, en el estudio y en las calificaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer oster | Traducido por gloria soto