Beber agua, ¿afecta la digestión de alimentos?

El cuerpo humano utiliza el agua para las funciones vitales. Esto hace del agua uno de los nutrientes más esenciales que tu cuerpo necesita. La gente puede sobrevivir una cantidad considerable de tiempo sin comida, pero muy pocos días sin beber agua. En promedio, puedes expulsar hasta 10 vasos de agua al día, de acuerdo a la nutricionista especializada, P. Kendall, de la Extensión de la Universidad del Estado de Colorado. Beber agua con las comidas puede ofrecer algunos beneficios para la digestión también.

¿Por qué es importante el agua?

El cuerpo se compone de un 60 por ciento de agua. Sólo este dato explica cuán crucial es el agua para la vida. Todas las funciones y órganos fisiológicos dependen en un cierto nivel del agua. Ayuda a eliminar las toxinas, transporta nutrientes, controla la temperatura corporal y proporciona humedad a las membranas. Pierdes agua a cada minuto a través del sudor, la respiración y la eliminación de residuos, por lo que necesitas continuar con el suministro de agua para mantener el funcionamiento corporal. La digestión es uno de los procesos que se benefician de la ingesta de agua.

¿Cuánta agua necesitas?

La Clínica Mayo recomienda un máximo de nueve vasos al día, pero personas diferentes pueden tener necesidades diferentes. El enfoque tradicional sigue la regla de 8 x 8: ocho vasos de agua de ocho onzas al día. Pero la investigación ha encontrado que tu cuerpo necesita más líquidos que esta recomendación estándar de 64 onzas de agua al día. Los hombres deben beber tres litros o alrededor de 100 onzas de líquido al día y las mujeres hasta dos litros o alrededor de 74 onzas. Esto puede incluir otros fluidos, como el café, jugo o té, para igualar el total de líquido que necesitas. Midiendo tu ingesta, podrás usar el agua como ayuda digestiva.

Digestión y agua

No es necesario beber agua con el fin de digerir los alimentos, pero puede ser útil. Michael Picco, MD, de la Clínica Mayo, señala que tomar agua mientras comes puede ayudar a descomponer los alimentos. Sin embargo, no es esencial beber agua durante una comida para la digestión de alimentos. Sí ayuda a eliminar residuos de los intestinos y puede ayudar a aliviar el estreñimiento. Una forma más eficiente de mejorar tu digestión sería reducir el consumo de alimentos grasos y aumentar la cantidad de frutas y verduras que consumes.

Información de expertos

El agua puede ser una herramienta que te ayuda a controlar tu peso y, en ese sentido, jugar un papel en la digestión. Como ocupa espacio en tu estómago, beber un vaso de agua antes de comer y con la comida, puede ayudarte a comer menos. Así, agregar el agua a tus comidas puede ayudarte a satisfacer tus necesidades diarias y crear un hábito beneficioso.

Más galerías de fotos



Escrito por darla ferrara | Traducido por maría echenique