¿Qué hacer cuando un bebé tiene problemas para dormir en el día?

Ser un nuevo padre tiene muchos desafíos. Luchar constantemente contra el agotamiento es uno con el que probablemente estás familiarizado. Los bebés con frecuencia no duermen constantemente o por mucho tiempo durante la noche, y los padres pueden desear un poco de descanso durante el día para recuperar el sueño a sí mismos o para hacer el trabajo o las tareas del hogar. Cuando el bebé no parece querer dormir una siesta, puede ser muy frustrante.

Hacer una rutina

KidsHealth sugiere que los padres desarrollen una rutina para las siestas. Esto ayuda a tu bebé a anticipar lo que está por venir y puede ayudarle a relajarse más fácil. Por ejemplo, puede comer, tomar un cambio de pañal y luego acurrucarse contigo mientras cantas una canción de cuna y lo acuestas a dormir. En poco tiempo, tu bebé debe aprender a asociar esto con el sueño inminente.

Prepara el lugar

Cuando es hora de la siesta, cierra las persianas en la habitación de tu bebé para que la habitación esté lo más oscura posible. Reproduce un CD de música suave o usa una máquina de ruido blanco para señalarle a tu bebé que es hora de dormir. Esto también es bueno para bloquear el ruido no deseado si vives en una zona ruidosa como una ciudad, tienes vecinos con un perro ladrando o si tienes niños ruidosos mayores en el hogar. Pon a tu bebé en la espalda con un cariñoso beso y sal de la habitación. Asegúrate de que la habitación no esté demasiado caliente ni demasiado fría para estimular a tu bebé a dormir a pierna suelta y cómoda.

Dale un espacio entre las siestas

No dejes que tu bebé duerma demasiado tarde en la tarde o antes de acostarse, ya que puede alterar su sueño por la noche. Anima a tu hijo a entrar en un horario de siesta, pero deja que sus preferencias decidan cuando ella duerma tanto como sea posible. Por ejemplo, algunos bebés tienen tres siestas al día, que son de una hora y media cada uno, otros toman una a la mañana y una tarde de siesta y algunos bebés sólo necesitan una larga siesta en la tarde. Deje su siesta en el horario que mejor se adapte a él, pero trata de mantenerlo cerca de la misma hora todos los días tanto como sea posible.

Contacta a un doctor

Si tu hijo es excepcionalmente inquieto, además de no querer dormir, no dudes en ponerte en contacto con tu pediatra. De acuerdo con el Nationwide Children's Hospital, un bebé que está molesto y resiste el sueño puede tener algo más en juego. Por ejemplo, tu bebé puede tener cólico o tener reflujo. En ese caso la medicina u otras técnicas de relajación pueden funcionar mejor para tu bebé.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy gleason | Traducido por blas isaguirres