¿Qué hacer con un bebé inquieto y en vela?

Pocas situaciones son tan estresantes para los nuevos padres como cuidar a un nuevo bebé que no se conforma y se queda dormido. Aunque la mayoría de los padres esperan dormir menos que antes de la llegada del bebé, cuando éste se queda despierto toda la noche puede acabar con la paciencia de incluso los padres más tranquilos y dedicados. Mantener expectativas realistas sobre sueño infantil y compartir el momento nocturno con tu pareja puede ayudar a tu familia a hacer frente a un bebé sin dormir e inquieto.

Significado

Dormir demasiado o demasiado profundamente en general no es saludable o deseable para los nuevos bebés, que por lo general necesitan comer cada pocas horas con el fin de crecer y desarrollarse adecuadamente. A medida que los bebés crecen, aumentan de peso y comen más en cada comida, naturalmente, comienzan a dormir mejor y pasar más tiempo entre comidas, sugiere Health Kids. A pesar de que podrías no ser capaz de cambiar los patrones de sueño de los recién nacidos, establecer rutinas consistentes de sueño puede ayudar a tu bebé a dormir mejor a medida que crece.

Identificación

Observa a tu bebé para detectar signos de somnolencia, tales como que se frote los ojos, tenues círculos debajo de los ojos o que se tire de la oreja, y ponlo a la cama tan pronto como te des cuenta de que está cansado. Los bebés agotados ​​a menudo se pelean con el sueño y podría ser difícil que se tranquilice. Al observar las señales de tu bebé, puedes crear una rutina de sueño sobre la base de sus patrones. Trata de hacerlo dormir en las siestas y por la noche al mismo horario cada día y comienza el proceso con una rutina constante, tal vez incluyendo un baño e historias o canciones antes de acostarse.

Consideraciones

Algunos recién nacidos pueden necesitar ayuda para diferenciar entre la noche y el día. Aunque los bebés suelen ajustar sus patrones de sueño y vigilia por su cuenta a las pocas semanas de nacer, el pediatra Alan Greene de Stanford sugiere que se puede acelerar el proceso de ajuste mediante la alteración de los estímulos ambientales que rodean al bebé. Mantén la casa bien iluminada durante el día y juega con frecuencia. Por la noche, habla en voz baja y mantén tus interacciones con tu bebé discretas y al mínimo. Cambia el pañal y dale de comer sin hacer contacto visual o encender las luces brillantes.

Conceptos erróneos

Muchos padres esperan que su bebé duerma tranquilo y en paz durante toda la noche, pero en realidad, la mayoría da vueltas en la cama, llora de vez en cuando y se retuerce en su sueño. La Universidad de Illinois sugiere esperar unos minutos para ver si el bebé se tranquiliza antes de responder por la noche. Si sigue llorando después de cinco minutos, o si intensifica el llanto o suena a algo urgente, deberías revisarlo y ayudarlo a volver a la calma.

Prevención/Soluciones

Crear el ambiente para dormir adecuado para tu bebé puede ayudar a mejorar sus patrones de sueño. Usa una máquina de ruido blanco o ventilador en su cuarto para amortiguar los ruidos domésticos y las voces. Instala cortinas que bloqueen la luz en sus ventanas para que no se despierte a la primera señal de luz solar. Para la seguridad de tu bebé, mantén los objetos suaves fuera de la cuna, sugiere HealthyChildren.org y la Academia Americana de Pediatría. Esto incluye mantas, almohadas, protectores para cuna y juguetes.

Más galerías de fotos



Escrito por erin carson | Traducido por carlos alberto feruglio