¿Por qué tu bebé no duerme durante el día?

Para muchos padres, el problema del sueño a la noche es crítico. Sin embargo, para muchos otros dormir durante el día es otro problema importante. Tu bebé puede no poder dormir la siesta de forma consistente durante el día, lo cual lo agitará y te provocará estrés.

Noche y día

Una de las primeras tareas del bebé es descubrir la diferencia entre la noche y el día. Esto le lleva algún tiempo hasta que puede comprenderlo. Por este motivo, puede que esté despierto toda la noche y duerma todo el día o viceversa. A medida que comienza a adquirir el concepto de que debe dormir principalmente a la noche y permanecer despierto durante el día, puede que se vea menos inclinado a dormir de día, incluso cuando una siesta es todo lo que necesita.

Falta de cansancio

Cuando el bebé es pequeño, te preocupas por saber si está durmiendo lo suficiente. Esto puede hacer que lo acuestes incluso cuando no está cansado, para asegurarte de que duerma lo necesario. Desafortunadamente, el bebé no dormirá simplemente porque se lo pidas. En lugar de acostarlo porque es cierta hora del día o porque ha pasado tanto tiempo desde su última siesta, busca las pistas para saber si está cansado. Si se frota los ojos o actúa de manera irritable, es forma de acostarlo a dormir.

Muy cansado

También puede ocurrir lo opuesto, que esté muy cansado y que no te des de cuenta que necesita dormir. Puede que el bebé esté tan cansado que le cueste quedarse dormido. Esta es una razón importante por la cual al bebé le cuesta dormirse durante el día. Ten también en cuenta que a veces se cansa por demás, y busca signos de cansancio para identificar estas ocasiones.

Falta de consistencia

Es difícil hacer que los bebés pequeños duerman durante el día porque sus horarios son muy inconsistentes. Estás básicamente a la merced del nivel de fatiga del bebé, de modo que planificar es virtualmente imposible. Déjalo que descanse cuando lo necesita, pero ten cuidado de que la siesta no esté demasiado cerca de la hora de dormir. Luego de algunos meses, comenzarás a identificar cuándo desea dormir y cuánto tiempo de sueño necesita en promedio por día.

Calmarse a sí mismo

Si el bebé se despierta siempre al rato de que lo acuestas en la cuna, intenta acostarlo cuando está cansado pero aún despierto. Al hacerlo, le enseñas a calmarse a sí mismo, lo cual puede abrir las puertas a mejores hábitos de sueño. Si se despierta cuando está durmiendo la siesta y puede volver a dormirse, estará encaminado a dormir consistentemente durante el día, y sabrás que está descansando lo suficiente.

Más galerías de fotos



Escrito por bryan berg | Traducido por mike tazenda