¿Cómo hacer que un bebé de 18 meses de edad deje de morder?

Los niños pequeños muerden con poco aviso debido a la frustración, la ira o simplemente para ver la reacción que provocan. Mientras que un niño de 18 meses de edad, se puede ver la mordida como una forma de expresión o aprendizaje sobre el mundo, la costumbre pone a los padres en posiciones incómodas. Los niños pequeños no comprenden las formas tradicionales de castigo, pero la necesidad de morder debe detenerse a tiempo para para evitar causar dolor a otros niños y, potencialmente, ser expulsado de la guardería. La consistencia es fundamental para detener las mordeduras en niños pequeños.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Algunos niños muerden cuando están cansados.

    Registra todos los incidentes de mordeduras de tu hijo. Anota dónde estaba el niño, lo que estaba pasando, a quién mordió, la hora del día, quién más estaba alrededor y qué llevó al incidente. Busca patrones. Por ejemplo, algunos niños muerden en la guardería, mientras que otros muerden cuando están cansados​​.

  2. Estate atento a las señales de frustración u otros factores desencadenantes que provocan que tu hijo muerda. Ayuda a tu hijo a lidiar con la situación alentándolo a expresar sus sentimientos o la satisfacción de sus necesidades insatisfechas. Por ejemplo, si tu niño muerde cuando está cansado o hambriento, dale la oportunidad de descansar o de tomar un aperitivo antes de que muerda.

  3. Ayúdalo a expresarse mediante palabras.

    Practica el uso de las palabras para expresar los sentimientos, incluso cuando el niño está contenido y no es propenso a morder. Esto le ayudará a expresarse cuando se sienta frustrado. Ayúdale a encontrar las palabras para expresar las necesidades físicas como el alimento, el descanso y el confort.

  4. Alerta otros cuidadores sobre la tendencia a morder de tu niño. Hazles saber cómo manejar la situación y lo que deben buscar como indicador de que el niño puede morder. Trabaja con los cuidadores para que esta actitud de tu hijo sea manejada de manera consistente.

  5. Interviene de inmediato si tu niño muerde a otro niño. Mueve a los niños aparte para evitar una segunda mordida. Atiende al niño que fue mordido para asegurarte de que sus heridas no sean graves.

  6. Dirígete a tu bebé de 18 meses y dile que morder no es agradable. Señala que el otro niño está lastimado y llorando a causa de su mordedura.

  7. Dirige a tu hijo a otra actividad tranquila para mantener la situación en calma. Evita gritar o estar demasiado tenso sobre el evento, ya que puede causar que el niño se ponga más tenso o molesto. El estrés y la tensión pueden provocar más mordidas.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por maría florencia lavorato